El diputado de Medio Ambiente responde a las acusaciones de Josep Bort sobre el vertedero de Ador


El Diputado de Medio Ambiente, Vicente Aleixandre, ha respondido a las acusaciones del portavoz de EU-l’Entesa en la Diputación de Valencia, Josep Bort, sobre la contaminación de la planta de residuos de Ador.




 

Vicente Aleixandre ha tachado las declaraciones de Josep Bort  de “irresponsables” porque Bort “conocía de la existencia del proyecto de sellado y la tramitación del mismo,  así como de la consignación presupuestaria para la puesta en marcha del antiguo  vertedero de rechazos  de la Planta de Ador”.

 

Según el Diputado de Medio Ambiente “las declaraciones del señor Bort son  un claro ejemplo de un oportunismo político barato, que solo sirve para crear malestar entre los vecinos de la zona sin contrarrestar ningún dato real,  solo pretende marear a la población  y crispar sin ninguna  necesidad, considero estas declaraciones fuera de lugar y totalmente  indecentes que muestran la irresponsabilidad del señor Bort”.

 

El portavoz de EU-l’Entesa en la Diputación de Valencia, Josep Bort, exigió el sellado inmediato de la planta de residuos de Ador porque en “ella continúan produciéndose lixiviados un año y medio después de clausurada”.

 

El informe sobre la denuncia formulada por Josep Bort afirma que el  vertedero  de Ador  dispone de  un sistema de canalización de lixiviados que los recoge y transporta  hasta una balsa cubierta que al llenarse un camión cisterna los  recoge y los traslada a estaciones depuradoras de aguas residuales (E.D.A.R)

 

La generación de lixiviados en los vertederos de rechazo de residuos urbanos es un proceso normal y natural, dado que se sigue descomponiendo la materia orgánica que  contienen,  tanto en  este vertedero como en cualquier vertedero de residuos urbanos.

 

 

También hay que indicar que la Diputación de Valencia desde  la fecha de  la  clausura de la planta dispuso un operario que  diariamente  controla el estado de la planta, realizando labores de mantenimiento, principalmente en la  balsa de lixiviados e informando también  cuando  está prácticamente llena.

 

Una vez aprobado el proyecto de sellado y desgasificación del vertedero, la Diputación sacó a concurso público la realización de la obra por un valor de 300.000 Euros.

           

El concurso  de la obra para el sellado del proyecto ha sido adjudicado, procediendo en el mes de septiembre al comienzo de las obras que deben acabar definitivamente con los posibles problemas generados por el antiguo vertedero.

 

Este vertedero ya fue sellado con anterioridad en el año 1992 cuando se procedió a una obra para el sellado y desgasificación del mismo. Posteriormente y dado que las exigencias ambientales actuales  exigían de mayores medidas en los proyectos de sellado de vertederos, en el año 2004, desde el servicio de medio ambiente se comunicó la necesidad de realizar un nuevo proyecto de sellado.