Se paraliza un desahucio previsto para hoy en Gandia


El alcalde de Gandia, Arturo Torró, ha informado de la paralización del desahucio que estaba previsto para esta mañana en la Calle Juan Ramón Jiménez 11 de Gandia. Y es que ha sido el propio alcalde quien ha entablado las negociaciones con Bankia. Así, tras conocer la noticia, Arturo Torró ha llamado por teléfono a los responsables del banco para iniciar unas negociaciones que en seguida han dado sus frutos ya que el objetivo se ha conseguido y el desahucio ha sido paralizado.




 

Se paraliza un desahucio previsto para hoy en Gandia

De esta forma, las negociaciones realizadas por el alcalde suponen el inicio del acuerdo anunciado el pasado 3 de mayo, día en que el primer edil dio a conocer el plan de choque antidesahucios que ha puesto en marcha el Gobierno. Gracias a este plan, el Ayuntamiento de Gandia ejercerá una labor de mediación entre las entidades bancarias y las familias empadronadas en Gandia durante al menos 5 años que, debido a la imposibilidad de hacer frente al pago de sus cuotas de hipoteca, el banco haya iniciado el procedimiento de embargo o de desahucio. El objetivo de la intermediación del Ayuntamiento será frenar el desahucio, tal y como ha sucedido hoy para el alivio de quienes iban a perder su vivienda. 



De hecho, tal como ha hecho hoy el alcalde, cada uno de los casos será atendido de forma personalizada para tratar de evitar el desahucio mediante una moratoria de al menos 2 años, a cambio, las familias pagarían al banco un alquiler mínimo que se prevé que sea de entre 150 y 200 euros, siempre dependiendo del resultado de la negociación con el banco. 

En el caso de ser inevitable el desahucio, este plan de choque contempla una bolsa de viviendas, puestas a disposición de los ciudadanos con esta problemática; pisos vacíos propiedad de las entidades bancarias de Gandia. Estas viviendas también serían con un alquiler que se prevé de entre 150 y 200 euros, según los acuerdos negociados con los bancos.