Jaume Borrás asegura que la urbanización Veles e Vent está prácticamente finalizada


Pese a las críticas de los vecinos, el concejal responsable del área de urbanismo, Jaume Borrás, asegura que no existe ningún problema grave. Los problemas consisten en la falta de finalización de algunas cuestiones menores de la urbanización como el mobiliario urbano, la iluminación o el pintado de los pasos de peatones. Borrás asegura no entender la postura de los vecinos, sobre todo porque se acordó verbalmente con el presidente de la asociación el cobro de la última cuota de urbanización aunque ésta no se hubiese finalizado.




 

Jaume Borrás reconoce que se han producido una serie de retrasos en la urbanización, el último de ellos recientemente, ya que estaba previsto el fin de las obras para el 30 de junio y ahora se estima para el 31 de agosto. Por ello precisamente, y dado que existía el compromiso personal del alcalde de no pasar al cobro las cuotas hasta que las obras no se finalizaran, se reunió con el presidente de la asociación y acordó con él de forma verbal, que se pasaría a finales de julio y que la liquidación definitiva la asumiría el Ayuntamiento, es decir, el coste adicional que se pudiera producir por la inclusión de nuevos elementos, como las hornacinas, o por la prórroga de las obras, correría a cargo íntegramente, del consistorio.

Borrás también acordó que si había algún tema que los vecinos consideraban no se había tratado como correspondía o tenían alguna demanda o queja en concreto, se le presentaría al concejal o al técnico municipal para solucionarlo, pero de momento los vecinos no se han puesto en contacto con él para nada.

El edil asegura no entender la resolución de la asamblea de vecinos, y mucho menos, cuando el acuerdo verbal, que el consistorio está dispuesto a cumplir, era beneficioso para los vecinos.