El carné por puntos reduce en tres los fallecidos cada día en la carretera


El director general de Tráfico, Pere Navarro, señaló que tras la entrada en vigor del nuevo permiso por puntos se han reducido las cifras de muertos con respecto al mes de julio de 2005, contabilizando 3 muertos diarios menos. Por ello, Navarro destacó en la presentación del operativo especial para agosto que con estos datos la Dirección General de Tráfico (DGT) espera no llegar a los 300 fallecidos a finales de mes.




 

Según destacó Navarro, hasta el 26 de julio se contabilizaron 225 fallecidos en carretera, lo que en comparación con el año anterior supone 68 fallecidos menos (23,2% de descenso), casi tres muertos menos al día.

De seguir con esta proporción, la DGT espera que a finales de julio se contabilicen menos de 300 muertos, algo inédito en julio desde que se cuenta con "estadísticas fiables", sobre todo en un mes "tan significativo para el tráfico y los desplazamientos", aseguró Navarro.

A pesar de todo, el director general de Tráfico señaló que "no se pueden fiar de estos sorprendentes datos", insistiendo en que el reto para los próximos meses es "consolidar estas cifras". Asimismo, recordó que los conductores son "los verdaderos protagonistas" de este descenso de denuncias y accidentes que se está produciendo.

En este sentido tampoco quiso arriesgarse a "anticipar un pronóstico" con respecto al próximo mes de agosto, aunque destacó que espera que no se llegue a los 342 muertos que se dieron en dicho mes en 2005.

En lo referente a las denuncias formuladas, según datos del 1 al 23 de julio, ya se han producido 46.500 denuncias que conllevaron 160.000 puntos a perder. Entre las causas más frecuentes de esta pérdida, Navarro destacó la velocidad inadecuada (25,39%), la falta de uso del cinturón de seguridad (19,2%), alcoholemias positivas (15,16%), uso del teléfono móvil sin manos libre al volante (10,22%), y por no llevar casco en caso de los ciclomotores (6,44%).

Por lo que respecta al género de los infractores, el 89,31% son hombres (que suponen un 62% del censo de conductores) y el 10,69% son mujeres. Asimismo, un 19,29% de los multados eran menores de 25 años, mientras que un 4,37% de los infractores eran profesionales.