Polémica en torno al nuevo colegio internacional de Gandia


El Gobierno asegura que la construcción del colegio servirá para ampliar la oferta educativa gandiense.




 

Polémica en torno al nuevo colegio internacional de Gandia

El pasado lunes, el gobierno de Gandia presentó el proyecto de instalación de un colegio internacional privado en el edificio del CSI-COM y la parcela aneja, situadas en el Polígono de Alcodar. Este anuncio no fue aceptado por el grupo municipal de Compromís, que lo consideró “un absoluto despropósito” ya que el dinero público debe destinarse a la educación pública. La portavoz del PSOE de Gandia, Liduvina Gil, opinó que es más urgente “atender las reivindicaciones y mejoras del Ausiàs March, Joan XXIII o Cervantes, antes que planificar otro centro”. Otro grupo que se opuso al centro internacional fue Els Verds de Gandia, que amenazó con denunciar el proyecto ante el Parlamento Europeo, puesto que el actual edificio del CSI-COM fue financiado con los fondos del Banco Europeo de Inversiones. Por su parte, el portavoz del gobierno de Gandia, Víctor Soler, aseguró que el CSI-COM no desaparecerá, sino que continuará ofreciendo sus servicios en dependencias municipales del centro de la ciudad, continuando su labor fundamental. Además, recalcó que la construcción del colegio servirá para ampliar la oferta educativa gandiense.