La Presidenta de la mesa de edad impide debatir la moción de censura en Tavernes de la Valldigna


El PP asegura que presentará acciones legales contra la actitud de la concejala Canet por incumplir el ordenamiento jurídico.




 

La Presidenta de la mesa de edad impide debatir la moción de censura en Tavernes de la Valldigna


El pleno de la corporación municipal de Tavernes de la Valldigna no pudo debatir ni votar la moción de censura que presentaron este miércoles los concejales del PP local y la edil del grupo municipal de EU, Karina Vercher contra el ejecutivo vallero. Después de más de hora y media de sesión plenaria, la presidenta de la mesa de edad, Carmen Canet (PSOE) no permitió el debate, tras asegurar que la moción no cumplía con los requisitos del Régimen Electoral General establecido, con lo que la moción de censura de Tavernes tendrá que decidirse en los juzgados. Canet justificó su decisión vía documento -elaborado por un gabinete privado- en el que, pese a reconocer que civilmente había que aceptar a Vercher como edil del grupo municipal de EU, insiste en que es ‘tránsfuga’ y por tanto no puede considerarse una moción apoyada por esta edil. La miembro más joven de la mesa de edad, Carmen Alario (PP), le instó a reconsiderar su postura ya que el informe del secretario del Ayuntamiento avalaba la legalidad de dicha moción y la medida cautelar del Juzgado nº 3 de Valencia, que obligaba a reintegrar a Vercher en el seno del grupo municipal de EU, con lo que se garantizaba la legalidad del proceso. Pero la postura de la edil Socialista no varió lo más mínimo y aquí concluyó el pleno. El PP asegura que presentará acciones legales contra la actitud de la concejala Canet por incumplir el ordenamiento jurídico que permitía la votación de una moción de censura totalmente legal. En este sentido, comunicará al juzgado de lo contencioso administrativo la actitud de Canet, y presentará una querella por lo penal contra ella, y confían en que la justicia reconozca el error de Canet, se respeten los derechos constitucionales y permita debatir la moción de censura. De momento, el alcalde sigue siendo Jordi Juan (BLOC-Compromís) quien ha criticado la actitud del PP, por intentar acceder al gobierno a toda costa y con ayuda de la edil que fue expulsada por el ejecutivo vallero, al tratar de impedir la aprobación de los presupuestos municipales, con lo que el gobierno quedó en minoría formado sólo por PSOE y BLOC.