Se producen los primeros incidentes del verano con un barco hundido en Gandia y varios salvamentos


Este pasado fin de semana se han producido las primeras acciones de salvamento desde Cruz Roja en la playa de Gandia, una por hundimiento de una embarcación, pero lo más preocupante es que dos más de ellas se producían con personas que habían consumido alcohol en exceso.




 

Se producen los primeros incidentes del verano con un barco hundido en Gandia y varios salvamentos

La tarde de ayer domingo se produjo el rescate de los 4 tripulantes de una embarcación de 7 metros de eslora que se hundía a unos 100 metros del borde de la mar a la altura del Hotel Bayren de la Playa de Gandia. A las 19.00 horas los socorristas de la Cruz Roja de Gandia avistaron 3 personas que pedían ayuda mientras iban ganando la costa a nado, y una cuarta que se quedaba en la embarcación cuando estaba ya prácticamente más de la mitad escorada. 

La intervención de los socorristas posibilitó la llegada al lado de la playa de las 3 primeras personas, y se actuó con el que se resistía, el responsable de la embarcación que intentaba evitar que se sumergiera y rescatar algunas de sus pertinencias. Ante el requerimiento y la insistencia de los socorristas, accedió a ser ayudado y abandonar la embarcación que se quedó semi-sumergida, todo y que finalmente las 4 personas llegaron sanas y salvas a tierra.

La incidencia fue comunicada como es preceptivo por el Responsable de Playas de Cruz Roja Gandia, Amadeo Femenía, a la Policía Local y Salvamento Marítimo que se encargará de aplicar el protocolo de actuación para el rescate de la embarcación que ahora se encuentra hundida en zona de baño, y amarraba al Varadero Sant Nicolau.

Se incrementan los rescates de personas bebidas.
Con  una hora de diferencia, a las 18 y 19 horas, se produjeron 2 intervenciones más de salvamento, provocadas por 2 personas que presentaban síntomas de haber ingerido excesivo alcohol y entrar a nadar. El primer incidente empezó al alertarse los socorristas que un bañista se adentraba y mostraba poca agilidad, esto provocó la intervención inmediata de salvamento, cuando se dieron cuenta que presentaba un estado de semiinconsciencia por ahogamiento, y siendo trasladado al Hospital Sant Francesc de Borja de Gandia.

El segundo de los casos coincidió a la vez con el rescate de los tripulantes de la embarcación y pudo ser abortado al mostrar el joven evidentes signos de haber bebido en exceso. Los socorristas fueron al rescate antes de que el individuo ganara profundidad y lo atendieron los servicios médicos de Cruz Roja Gandia al mismo lugar.

Desde que empezó el verano los efectivos de salvamento y socorrismo están detectando un incremento progresivo de rescates de bañistas que presentan un alto nivel de ingesta de alcohol, principalmente jóvenes que posteriormente se adentran a la mar para nadar.

La llegada de la celebración de la Noche de San Juan a la playa tiene que hacer aumentar las medidas de precaución para qué todo transcurra sin incidentes. Hay que recordar que el estado de pérdida de conciencia, mengua considerablemente las facultades de respuesta ante una adversidad. La demasiada muscular se agarrota, la capacidad de respiración se ve alterada, y por lo tanto, las consecuencias para tragar agua siendo mayores con posibilidades de accidentes irreversibles en pocos minutos.