Chimo Faus presentará un contencioso administrativo si el consistorio aplica el informe del Consejo Jurídico.


El concejal Chimo Faus ha valorado la reunión de la Junta de Portavoces del Ayuntamiento de Gandia en la que se presentó el informe del Consejo Jurídico Consultivo de la Generalitat Valenciana en el que se asegura que no tiene derecho a formar Grupo Municipal ni a estar presente en comisiones informativas o formar parte de Juntas de Distrito. Faus entiende que este informe es tan negativo porque está emitido por un organismo controlado por el PP y por tanto considera que es un informe totalmente político.




 

El informe del Consejo Jurídico Consultivo de la Generalitat Valenciana no deja lugar a dudas sobre las capacidades y derechos de Joaquín Faus como concejal del consistorio gandiense. Un informe que se repartió a todos los grupos y miembros de la junta de portavoces para su estudio de cara a tomar una decisión, Faus en su día, cuando se separó del grupo municipal del PP solicitó conformarse en grupo municipal y se convocado como portavoz, además de asistir a las comisiones informativas y poder seguir perteneciendo a Juntas de Distrito, como la de Marxuquera. En un primer momento, el secretario general informó positivamente a dichas peticiones, pero se solicitó desde el consistorio un informe a la Generalitat, que ahora ha resuelto que no tiene derecho a dichas peticiones.

Las primeras valoraciones sobre el informe ya se han producido, así el PP a través de Fernando Mejía, se muestra completamente de acuerdo con dicho informe y recuerda que cuando Faus abandonó la disciplina del PP, Mut le pidió el acta de concejal por entender que la había conseguido bajo unas siglas que ahora abandonaba. Los populares entienden que el informe del Consejo se ajusta a la legalidad vigente y no vulnera ningún derecho fundamental preservando la composición del consistorio.

Una valoración similar es la que ha realizado el portavoz del BLOC-EV, Josep Miquel Moya, quien considera que el concejal debe ser considerado como concejal no adscrito y no como grupo municipal o portavoz, y que por tanto hay que acatar el informe del Consell ya que hace una interpretación fiel de la actual legislación valenciana.

El PSOE no ha querido, al menos de momento, valorar dicho informe por entender que debe estudiarlo con cuidado y sobre todo esperar a conocer la interpretación y recomendación que hagan los técnicos municipales, y en concreto el secretario general de la Corporación.

Joaquín Faus, como era de esperar no está conforme con el informe presentado por el Consejo, pese a reconocer que no le ha producido sorpresa la contundencia con que se ha pronunciado, ya que entiende que es un órgano político, dirigido por el PP, quien desde un principio ha intentado “dejarme sin voz”, dado que el concejal entiende que tanto populares como otros partidos políticos de Gandia tienen miedo de entrar en debate con su partido político por miedo a perder “posible votantes a favor de GIVAL-Coalición Valenciana”.

Ante esta situación, Faus asegura que no se puede entender que un Consejo Consultivo haya interpretado de forma tan radicalmente opuesta una ley a como la interpretó en su día el secretario general del ayuntamiento, “uno de los funcionarios más fiable y de más prestigio de Gandia”. Pero Faus ha ido más allá en sus declaraciones, considera que si finalmente se aplica el informe del Consejo, se vulnerarán de forma grave sus derechos constitucionales, por lo que ya ha anunciado que de ser así, Interpondrá un contencioso administrativo a la Administración.