Miramar refuerza el servicio de Policía Local de cara a la temporada estival


Un total de trece agentes vigilarán el término municipal de Miramar las 24 horas del día. El retén de la Policía Local de la playa de Miramar ya está en funcionamiento, mientras que el retén de la Guardia Civil comenzará a prestar servicio el próximo lunes.




 

Miramar refuerza el servicio de Policía Local de cara a la temporada estival

El Ayuntamiento de Miramar ha reforzado el servicio de Policía Local de cara a la presente temporada estival. De esta manera, un total de 13 agentes se encargan de velar por la seguridad tanto de los residentes en el municipio como de los miles de turistas que desde ya visitan la playa de Miramar. Los 13 agentes patrullan el término municipal durante las 24 horas.

Hay que recordar que ya ha entrado en funcionamiento el retén de la Policía Local ubicado en el nuevo Centro Cívico de la playa de Miramar. Asimismo, el próximo lunes, día 1 de julio, también comenzará a prestar servicio el retén de la Guardia Civil ubicado asimismo en el Centro Cívico de la playa, en horario de 8 a 15 horas.

Según explica el alcalde de Miramar, Asensio Llorca, “para nosotros, la seguridad tanto de los vecinos del municipio como de los turistas que nos visitan es un aspecto fundamental, por ello reforzamos nuestra plantilla de agentes de Policía cuando se acercan las fechas en que la población de Miramar crece de forma exponencial. Al mismo tiempo, intentamos que cuenten con la mayor cantidad posible de medios técnicos para poder llevar a cabo su trabajo en las mejores condiciones.

El pasado mes de mayo adquirimos un nuevo vehículo híbrido para la Policía Local”. Este nuevo vehículo, igual que el resto de coches con que cuenta la Policía Local de Miramar, están equipados desde julio de 2012 con un desfibrilador, que permite a los agentes de la Policía Local llevar a cabo una actuación de urgencia ante un posible ataque al corazón. En este sentido, tal y como expone Asensio Llorca, “los agentes de la Policía Local de Miramar están capacitados utilizar el desfibrilador y poder llevar a cabo una primera intervención de urgencia previa a la llegada de la ambulancia, intervención que puede ser decisiva para salvar la vida de quien hubiera padecido un problema cardíaco”.