El Ayuntamiento de Tavernes aplica medidas de ahorro energético en los edificios municipales y en el alumbrado público


El ayuntamiento de Tavernes está aplicando medidas de ahorro energético en el alumbrado urbano y medidas de mejora de la eficiencia energética en los edificios públicos municipales, como ahora el edificio consistorial y el edificio del “Braç Treballador”.




 

El Ayuntamiento de Tavernes aplica medidas de ahorro energético en los edificios municipales y en el alumbrado público

Las actuaciones de mejora de la eficiencia energética del ayuntamiento y del “Braç Treballador” han supuesto sustituir un total de 265 bombillas de las denominadas de bajo consumo, instaladas en las luminarias tipo downlight por unas bombillas de tipo LED concentrado. El ahorro conseguido con esta medida es de un 33,33%.
Así, el ahorro de consumo anual total en los dos edificios, según informes técnicos municipales, está situado en 23.744 Kwh. El ahorro en emisiones a la atmósfera de CO2 es de 8.144 Kg. Económicamente, supone un ahorro de 3.290,92 euros anuales. El coste de la inversión es de 6.890 euros y el periodo de retorno de 2,09 años.

El regidor de infraestructuras Agrarias i Urbanas, Josep Llàcer, ha manifestado que “la Regidoría de Mantenimiento de infraestructuras, junto con la de Contratación, Obras y Servicios dirigida por Llum Sansaloni, lleva adelante un proyecto de mejora de la eficiencia energética y ahorro en el gasto eléctrico. Estamos actuando en todos los edificios e instalaciones municipales, así como en el alumbrado público del pueblo y de la playa. Hemos realizado una inversión de más de 50.000€ renovando lámparas y bombillas antiguas por nuevas de tipo LED. Con estas acciones, además de conseguir un ahorro energético de alrededor del 35%, conseguimos también un ahorro de emisiones de CO2 a la atmósfera y una reducción de la contaminación lumínica. Además, se ha contratado a dos empresas instaladoras locales para que realicen los trabajos”.

En lo que respecta a la mejora de la eficiencia energética en el alumbrado público, cabe señalar que se han sustituido 400 bombillas de vapor de sodio de 100w en las lámparas de tipo globo con anti-contaminación lumínica sobre columnas de 4 metros de alto en las zonas de la Goleta y Marina Azul, Paseo Colón y calle Lepanto.

Según informes técnicos municipales, el ahorro energético urbano será de 115.340 Kwh, el ahorro en emisión a la atmósfera de 39.561 Kg de CO2 anuales y el ahorro de 15.986 euros anuales. Así pues, el coste de la inversión está previsto en 41.556 euros, de los cuales la Diputación de Valencia subvenciona el 60%. El período de retorno de la inversión será de 2,6 años.