El PP de Tavernes acata la resolución de la jueza que impide una nueva moción de censura


La jueza deja a la concejala Vercher como no adscrita.




 

El PP de Tavernes acata la resolución de la jueza que impide una nueva moción de censura

La jueza del juzgado número 3 de lo contencioso administrativo de Valencia revocó ayer las medidas cautelares que ella misma había dictado sobre la moción de censura presentada en Tavernes de la Valldigna, por lo que elimina su primer dictamen que ordenaba que la edil Karina Vercher fuera considerada del grupo municipal de EU hasta que se decidiera el juicio que mantiene la concejala con dicha formación tras expulsarla. Al no prosperar el pleno de la moción, Vercher pidió ejecutar las medidas cautelares que la insertaban en EU.

Desde el Grupo municipal del PP, Manolo Vidal no entiende el cambio de decisión de la jueza, pero como siempre han hecho los miembros del PP, acepta y acata la ley. Los Populares se reunirán con la concejala Vercher para analizar y estudiar el proceso con el objeto de tomar la decisión más conveniente para la localidad de Tavernes.

Por su parte, la concejal progresista Karina Vercher acata el auto y anuncia que en breve se conocerá el fallo del juicio contra la forma en que fue expulsa de Esquerra Unida. Vercher considera muy grave que algunos concejales de PSOE y BLOC que celebran este auto de modificación, no aceptasen el primer fallo de la juez, saltándose así todas las normas democráticas.

La magistrada indica en el auto que sí atiende la petición del consistorio de Tavernes, pero asegura «que se traspapeló» la alegación del ayuntamiento a las medidas cautelares que dictó. Y ahora atiende esta petición y considera que queda sin efecto su dictamen de considerar a Vercher miembro del grupo EUPV. La jueza añade que las circunstancias han cambiado y que la consideración de la concejala como componente de EU podría alterar la gobernabilidad de la Vall. La jueza considera a Vercher como parte del grupo de concejales no adscritos, y será el TSJ CV quien dicte sobre el futuro de dicha moción.

La jueza indica que debe prevalecer el interés general ante el interés individual que sólo le correspondería a Vercher. Las reacciones políticas no se han hecho esperar. El alcalde, Jordi Juan, asegura que el auto de la jueza «permite decir que la moción se presentó con trampa, sin tener en cuenta el pacto antitransfuguismo».

La concejal progresista considera muy grave que, a diferencia de lo que ella ha hecho, algunos concejales de PSOE y BLOC que celebran este auto de modificación, no aceptasen el primer fallo de la juez, saltándose así todas las normas democráticas. Estas actitudes de desprecio a las normas más básicas de un estado de derecho suelen pasar una elevada factura política y más cuando se trata de políticos que, en algunos casos cuestan más de 60000 euros anuales a los contribuyentes de la Vall.

Finalmente la concejal progresista ha destacado que, una vez más, el entorno del Bloc ha faltado a la vedad hablando de “anulación del primer auto” cuando son perfectamente conocedores que tras este nuevo auto, todas las acciones realizadas desde el grupo municipal de Esquerra Unida durante los últimos meses siguen vigentes.