Un joven investigador del Campus de Gandia de la UPV, premiado en Egipto


 Alejandro Cebrecos ha realizado el Máster en Ingeniería Acústica de la UPV
en el Campus de Gandia y actualmente está desarrollando la tesis doctoral,
titulada “Control de la difracción del sonido mediante estructuras periódicas”




 

Un joven investigador del Campus de Gandia de la UPV, premiado en Egipto

Alejandro Cebrecos, estudiante de doctorado del Campus de Gandia de la Universitat Politècnica de València, ha sido galardonado con el segundo premio “ONR Global Best Student Poster Presentation Award” en el Congreso Internacional "Phononics 2013: 2nd International Conference on Phononic Crystals, Metamaterials, Phonon Transport and Optomechanics" celebrado en Sharm-El-Sheikh (Egipto). El trabajo, titulado "Collimation of ultrasound beams behind a 3D sonic crystal" muestra cómo es posible utilizar una estructura periódica regular (cristal de sonido) para obtener un haz ultrasónico que se propaga con muy poca divergencia, similar a un haz láser, pero de sonido. El trabajo se ha llevado a cabo en colaboración con la Universidad de Birmingham.

Alejandro Cebrecos es Ingeniero Técnico de Telecomunicación, especialidad Sonido e Imagen y decidió seguir con su carrera investigadora al finalizar la carrera: ‘Me di cuenta de que quería saber más’, afirma. Se matriculó en el Máster en Ingeniería Acústica que imparte la Universitat Politècnica de València en el Campus de Gandia: ‘El profesorado del Máster tiene una gran reputación nacional e internacional. Además, son jóvenes y el campus es pequeño, es fácil establecer una relación de trabajo cercana y participar en proyectos de investigación de forma activa’, afirma el investigador. Alejandro Cebrecos cuenta con una Beca del Programa para la Formación de Personal Investigador (FPI) de la Universitat Politècnica de València para un período de 4 años, con la que realiza su tesis doctoral, titulada “Control de la difracción del sonido mediante estructuras periódicas”. En el futuro le gustaría continuar en el mundo de la investigación. Sin embargo, cree que probablemente tendrá que abandonar el país para seguir investigando, dado que en la actualidad el acceso a contratos post-doctorales es muy complicado y escaso: ‘Es una pena, todos mis recursos y capacidades adquiridas beneficiarán a otro país y no al que ha invertido una importante cantidad de dinero en mi formación’, afirma