Los servicios de medicina nuclear suministran 27.000 dosis para tratar y diagnosticar algunos tipos de cáncer


Los servicios de medicina nuclear de los hospitales de la Comunitat que cuentan con estas unidades suministran anualmente un total de 27.101 monodosis (radiofármacos), cuyas principales aplicaciones terapéuticas son el cáncer de tiroides, el hipertiroidismo y el tratamiento paliativo del dolor óseo de origen metastático de determinados tipos de cáncer.




 

El director general de Farmacia, José Luis Gomis, ha ofrecido hoy un balance sobre los radiofármacos y los servicios de medicina nuclear en los centros de la Comunitat Valenciana que cuenta en estas prestaciones, es decir, el Hospital San Juan, Doctor Peset, La Fe, Clínico y Provincial de Castellón.

 

De estas 27.101 monodosis, 6.507 han sido suministradas en el Hospital de San Juan, 4.318  en el Doctor Peset, 6.251 en La Fe, en el Clínico 6.025 y en el Provincial de Castellón 4.000.

 

La medicina nuclear es una especialidad que realiza diagnósticos por imagen, análisis de sangre y tratamientos mediante la utilización de radiofármacos. Estos medicamentos son compuestos que permiten estudiar la morfología y el funcionamiento de los órganos, y se administran a los pacientes mediante una inyección, por lo que se trata de una técnica no invasiva.

 

6 millones de euros

 

La conselleria de Sanitat ha invertido 6,1 millones de euros desde 2002 hasta junio de este año en estos tratamientos, que se suministran en el servicio de medicina nuclear. 

 

Las patologías más significativas que son tratadas en los servicios de medicina nuclear son las relacionadas con el sistema óseo, cardiovascular, renal, neurología, así como determinados estudios pulmonares.

 

La elección del tipo de radiofármaco depende de cada paciente. Actualmente se dispone de 100 tipos de exploraciones en medicina nuclear que permiten el diagnóstico precoz en patología ósea, cardiología, endocrinología, así como en neurología, nefrología y urología, neumología, hematología, aparto digestivo, patología infecciosa, sistema vascular.

 

Unidad Central de Radiofarmacia

 

La Unidad Central de Radiofarmacia, ubicada en Aldaia, es la instalación donde se preparan las monodosis necesarias para las diversas unidades asistencias de medicina nuclear de los hospitales de la Comunitat.  Se trata de una moderna unidad en la que se preparan y entregan diariamente las monodosis de radiofármacos que necesitan los hospitales.

 

El director general de Farmacia ha destacado el elevado número de controles de calidad que se realizan en esta unidad, en concreto durante el año pasado efectuaron 4.366 controles, así como la calidad de su servicio logístico, ya que la puntualidad en las entregas alcanza el 98%.

 

Esta unidad de radiofarmacia centralizada permite un mejor control de los gastos, al tener unos precios unitarios claramente definidos, facturados individualmente y relacionados directamente con el número de pacientes tratados.

 

Asimismo, también se consigue mejorar la calidad en la prestación asistencial al eliminar actividades técnicas y administrativas derivadas de la adquisición de radiofármacos. Además, al adquirir monodosis se simplifica el proceso que conlleva el control de calidad requerido por la legislación.

 

Junto a estas ventajas, el sistema informático de gestión de la Unidad Central de Radiofarmacia permite registrar, mantener y poder recuperar toda la información referida a la preparación y control de calidad de las monodosis. También se incluye un resumen mensual de las dosis suministradas, así como un resumen estadístico separado por el tipo de monodosis.

 

De este modo, la utilización de las tecnologías de la información y de comunicaciones permite aproximar la labor que se realiza desde la unidad hasta los servicios de medicina nuclear de los hospitales.

 

Planes de Calidad en Medicina Nuclear

 

José Luis Gomis ha explicado que cada hospital que dispone de una unidad asistencial de medicina nuclear cuenta con un radiofarmacéutico, que apoyan tanto a los servicios de medicina nuclear como a los de farmacia hospitalaria.

 

Además, cada servicio de medicina nuclear ha implantado un programa de garantía de calidad para asegurar la optimización de la administración de radiofármacos y la protección radiológica del paciente. Incluye entre otras medidas, procedimientos sobre la buena práctica clínica, medidas de control de calidad de los radiofármacos, de los instrumentos y equipos, sistemas de tratamientos de datos y de las funciones y responsabilidades del personal, entre otros aspectos.