Carnet por Puntos - Época de descuentos


El uno de julio entró en vigor el carnet por puntos, una formula en virtud de la cual, cada conductor dispone de doce puntos de crédito y cada infracción supone restar en tramos de diversa cuantía, además del pago de la sanción económica correspondiente.




 

El uno de julio cada conductor español recibió un crédito de doce puntos por el mero hecho de disponer de permiso de conducir en vigor. A partir de ese momento las infracciones han comenzado a costar puntos, además de la correspondiente sanción económica.

La pérdida de puntos se produce cuando la sanción es firme, es decir, cuando ha transcurrido un mes desde la fecha en la que el conductor recibe la resolución en la que se le comunican los puntos a descontar.

Un conductor que haya cometido una infracción puede recuperar el crédito inicial si no comete infracciones durante dos años, excepto en el caso de las sanciones muy graves, en el que deben transcurrir tres años para reformar el saldo total.

Existe la opción de realizar un curso de sensibilización y reeducación vial cada dos años para recuperar hasta cuatro puntos. Cada curso tiene una duración de doce horas y cuesta unos 170 euros.

Perder todos los puntos acarrea perder el permiso de conducción. Y para recuperarlo, el infractor debe permanecer seis meses sin carnet la primera vez, y un año en ocasiones sucesivas (la mitad los profesionales), pasar un curso de reeducación y un exámen teórico. Así se recupera el carnet, aunque con sólo ocho puntos de partida.

Conducir con una tasa de alcohol superior a 0,50 mg/l en aire espirado (0,3 en el caso de noveles y profesionales) o bajo el efecto de drogas, la conducción temeraria, negarse a pasar la prueba de alcoholemia, conducir superando el 50% de la velocidad permitida y, en el caso de los profesionales, superar en más del 50% los tiempos de conducción y descanso supone seis puntos de sanción.

Se pierden cuatro puntos cuando la tasa de alcohol se sitúa entre 0,25 y 0,50 mg/litro (entre 0,15 a 0,30 noveles y profesionales), se supera la velocidad permitida entre un 40 y un 50%, se conduce de forma negligente o con un exceso de ocupantes, se salta un semáforo en rojo, se pone en peligro a los ciclistas, o se conduce sin el oportuno permiso. Hablar por el móvil cuesta tres puntos y estacionar en zonas de riesgo, otros dos.