La música de Cabo Verde, Croacia e Italia estuvo en Tavernes de la Valldigna


La población valenciana de Tavernes de la Valldigna acogió desde el pasado viernes hasta ayer domingo, 13 de agosto, la XIV edición del Festival Sete Sóis Sete Luas en el que se dieron cita prestigiosos artistas de la música, la danza, las artes plásticas, la performance y otras expresiones culturales, y que este año ha estado protagonizado por artistas de Cabo Verde, Croacia, Italia y Andalucía, tal y como había explicado su director, Marco Abbodanza, en la presentación del programa.




 

Este festival, nacido en 1993 y que cuenta con el escritor José Saramago como presidente honorífico, está promovido por una red cultural de cerca de 30 ciudades de ocho países distintos, como son Cabo Verde, España, Francia, Grecia, Italia, Marruecos, Portugal e Israel, con actividades que involucran a grandes figuras de la cultura europea y mediterránea y que van "más allá de tres días de programación, tanto cuando se celebra en Tavernes como cuando se hace en otros países", según afirmó la técnica de cultura del Ayuntamiento de esta población, Fabiola Serra.

Al respecto, destacó que, a través de este festival, se han otorgado becas de formación a artistas valencianos para viajar al extranjero y "también ha posibilitado que nuestros artistas muestren sus obras y trabajen en equipo con artistas de otros países".

´Sete Sóis Sete Luas´ pretende "presentar la diversidad cultural del Mediterráneo y Europa, así como crear un puente hacia el norte de Africa", comentó el director del festival,  quien añadió que los objetivos principales son "divulgar la cultura y proyectos artísticos de calidad de los diferentes países, valorar sus diferencias como algo enriquecedor y ver nuestras raíces comunes".

En este sentido, Abbondanza señaló que este certamen y la red cultural en la que se enmarca "posibilita que los artistas trabajen juntos, se conozcan y aprendan los unos de los otros, puesto que este mismo festival se va celebrando en diferentes países".

También destacó que el encuentro pretende "llevar una cultura de calidad, diferente y alternativa no sólo a las grandes capitales, sino también a las pequeñas ciudades, y contrarrestar el eclipse de la cultura de mercado anglosajona que se nos impone", puntualizó. Añadió que el festival "da a la población la oportunidad de entrar en contacto por primera vez con artistas de otros países, así como a éstos de practicar la libertad de expresión y compartir la universalidad del arte".

El programa de esta edición comenzó el viernes con la actuación de la artista de Cabo Verde Mariana Ramos, que mezcló danza popular de su tierra con el jazz, música brasileña y africana. Todo ello, en una gran puesta en escena que transmirió la tristeza, la esperanza y la alegría. Asimismo, el original artista italiano de la Toscana Stefano Tonelli desplegó su pintura en una performance.

Sobre esta actuación, el propio Tonelli expresó que "el arte es una pasión, el sueño de la poesía, donde la persona expresa su interior como la manifestación visible de un sueño, el sueño del arte", y añadió que "la poesía no puede quedar visible mucho tiempo, sólo sentir, así que con esta idea mostraré una sorpresa final en el escenario", aseveró.

Durante la segunda jornada del certamen, el sábado 12 de agosto, se disfrutó del sevillano, de nacimiento, pero valenciano de adopción José Porcel, que abrió el festival a la realidad del flamenco, con el espectáculo ´Sueños´.

El encargado de cerrar esta décima edición de ´Sete Sóis Sete Luas´ el domingo, fue el grupo croata ´Gustafi´ que tiene influencias del rock pero, al mismo tiempo, son auténticamente regionales.

Todas estas actuaciones tuvieron lugar a las 23.00 horas en el Cinema Olimpo de la Playa de Tavernes de Valldigna.