Bloc y PSOE manifiestan su rechazo al préstamo bancario presentado por el alcalde de Xeresa


El Ayuntamiento de Xeresa vuelve a estar en tela de juicio después de que el alcalde de la localidad, José Ferragut convocara un pleno extraordinadio para contratar un préstamo bancario por un valor de 271.000 euros, que debería ser asumido a lo largo de 18 años por parte del consistorio.




 

Los representantes en Xeresa, del Bloc Nacionalista Valencià, Tomàs Ferrandis y del PSOE, Salvador Naya han mostrado hoy su disconformidad ante la nueva modificación de créditos impulsanda por el alcalde de la localidad, José Ferragut.

El alcalde de Xeresa ha aprobado, pese a la oposición mostrada tanto por los socialistas como por los nacionalistas, un préstamo bancario de 271.000 euros, que deberá ser abonado en un plazo de 18 años.

Este préstamo tiene como objetivo, por una parte, invertir en las instalaciones del ciclo integral del agua y por otra aumentar las partidas presupuestarias de los concejales del PP. Respecto al primer punto, Ferrandis ha señalado que esta inversión está cifrada en 256.480 euros, lo cual no se entiende ya que el consistorio privatizó el servicio de agua potable, pese a la oposición de la población, y que por tanto los gastos que se deriven, no deben ser asumidos por el herario público.

Ferrandis ha continuado argumentando que dado que ningún concejal de la oposición recibe ningún incentivo monetario, no se entiende que se aumente en 20.000 euros la partida de "atenciones protocolarias" y en 30.000 las "indemnizaciones por asistencia a los plenos", unos conceptos que tan sólo reciben los concejales populares.