El conseller Máximo Buch visita las obras de la subestación eléctrica de Gandia


El conseller de Economía, Industria, Turismo y Empleo, Máximo Buch, visitó este sábado las obras de la subestación eléctrica de Gandia, donde analizó el suministro eléctrico de la comunidad valenciana durante los meses de verano (julio y agosto).




 

El conseller Máximo Buch visita las obras de la subestación eléctrica de Gandia

Buch mostró su satisfacción por estos datos y apuntó que "el suministro energético debe garantizarse, con las mejores condiciones de fiabilidad y calidad, porque es un factor fundamental para la calidad de vida de los ciudadanos y para la competitividad de las empresas". Añadió que la Generalitat se plantea como un objetivo ineludible la mejora continua de la calidad del suministro energético, especialmente el eléctrico, en toda la comunidad, para lo cual trabajamos conjuntamente con las compañías eléctricas para planificar e impulsar todas aquellas infraestructuras necesarias. Durante el periodo 2012-2013 la comunidad está recibiendo un total de 337 millones de euros para reforzar las redes de transporte y distribución eléctrica. Buch destacó que "la calidad del suministro eléctrico de la comunidad este verano ha sido un 22% mejor que la registrada en el mismo periodo del año anterior".

Estas actuaciones tienen como finalidad la mejora de la calidad y la fiabilidad del servicio eléctrico, reforzándose la capacidad de las redes de transporte y distribución eléctrica. Según Buch, la planificación energética de la Generalitat, unido a las actuaciones de mejora y el incremento de las labores de supervisión y control de las redes eléctricas, está posibilitando un aumento progresivo y notable de la calidad del suministro en nuestra comunidad. De este modo, mientras en 2009 se registró un Tiempo de Interrupción Equivalente a la Potencia Instalada (TIEPI) de 2,28 horas, en 2012 éste se situó en 1,16 horas, es decir que desde 2009 la calidad del suministro eléctrico de la comunidad ha mejorado un 50%.

El proyecto "SE Gandia 220 kV", cuya entrada en funcionamiento está prevista para 2014, consiste en la construcción de una nueva subestación de transporte a 220 kV para alimentar a la subestación eléctrica de distribución 132/66/20 kV existente en ese lugar. En dicha subestación se sustituye la actual transformación 132/66 kV y 132/20 kV, por nuevas transformaciones 220/132 kV y 220/20 kV y se elimina sistema de 66 kV. Con esta actuación se pretende además cerrar el eje 220 kV Costa Blanca desde Catadau, que debe continuar hacia Alicante, para mejorar significativamente la calidad del suministro de energía eléctrica en la zona, limitando las pérdidas al aumentar los niveles de tensión y solucionando el crecimiento de la demanda.

La inversión total en el proyecto de la subestación asciende a 24,3 millones de euros, de los que 13 millones corresponden a Iberdrola y los 11,3 millones restantes a Red Eléctrica de España (REE). A esta inversión hay que añadir 23,2 millones de euros, correspondientes a la línea eléctrica DC Gandía-Valle del Cárcer, que consta de 36 km de línea aérea y 4,7 km de cable subterráneo.

Iberdrola está invirtiendo unos 13 millones de euros en la ampliación del sistema de 132 kilovoltios (kV) y en la renovación de la subestación, que dispondrá ahora de dos transformadores que alimentarán las subestaciones de Oliva, Vergel y Dénia, y contribuirán a mejorar la fiabilidad del eje costero que discurre por el norte de la provincia de Alicante. Estas obras se iniciaron hace dos años y está previsto que finalicen dentro de un año.

Esta infraestructura está conectada a las nuevas subestaciones que la Compañía ha construido durante los últimos años en Villanueva de Castellón y Tavernes de la Valldigna y, en un futuro, lo hará también con la que está previsto llevar a cabo en la zona de Sancho Llop. El alcalde de Gandia, Arturo Torró, se mostró satisfecho por estas obras que mejorarán el suministro con una inversión total de 23 millones de euros.