La Diputación aprueba las ayudas del Plan de Empleo para contratar a 5.222 parados


La corporación provincial destinará 1.958.250 euros en ayudas a 105 ayuntamientos que se han adherido al programa autonómico.




 

La Diputación aprueba las ayudas del Plan de Empleo para contratar a 5.222 parados

El Pleno de la Diputación de Valencia ha aprobado, por unanimidad de todos los grupos políticos, la concesión de un total de 1.958.250 euros en ayudas económicas a 105 ayuntamientos de la provincia, que permitirán la contratación de 5.222 personas a través del Plan de Empleo Conjunto de las Administraciones Públicas Valencianas.

La corporación provincial, a través de la articulación de unas bases reguladoras de estas subvenciones, gestionará la distribución de las ayudas a ayuntamientos y empresas, procedentes del programa promovido por la Generalitat Valenciana, las diputaciones provinciales y las entidades locales infraprovinciales para el fomento del empleo local.

En la provincia de Valencia, cada una de las tres partes aporta un tercio del presupuesto total del plan, hasta un importe total de 5.874.750 euros.

Las subvenciones distribuidas a cada ayuntamiento servirán para la contratación de trabajadores inscritos de forma ininterrumpida como demandantes de empleo en los centros del Servef de la Generalitat desde, al menos, el 1 de marzo de 2013, contrataciones que serán subvencionables con una ayuda máxima de 1.125 euros por un periodo de, al menos, tres meses y una jornada mínima de 25 horas semanales.

Las ayudas son incompatibles con cualquier otra ayuda para la misma acción, salvo con la bonificación de cuotas a la Seguridad Social.

El portavoz del grupo socialista, José Manuel Orengo, ha presentado una moción al Pleno en la que proponía que la Diputación financiara un Plan de Empleo subsidiario al de la Generalitat, en compañía de los ayuntamientos de la provincia, y constituir una Comisión Especial por el Empleo que lo impulsara, en la que estuvieran representadas las organizaciones empresariales y sindicales.

La moción ha sido rechazada con los 18 votos del PP y respaldada por los 12 votos de PSPV-PSOE, EU y Compromís.

La propuesta, según Orengo, se debía a que “después de un año desde su anuncio, no hay ninguna persona trabajando” gracias al programa autonómico impulsado por la Generalitat, mientras que los ayuntamientos están impulsando planes de empleo locales” antes de la ejecución del plan del Gobierno valenciano.

El portavoz del grupo popular y diputado de Cooperación Municipal, Juan José Medina, ha justificado el voto en contra de su grupo político en la necesidad de “esperar a 31 de diciembre para valorar si funciona el plan impulsado por la Generalitat” y en el que participa la Diputación con las subvenciones aprobadas, porque “es cuando ya se habrá puesto en marcha, ya que hasta ahora no se había aprobado y, por tanto, los ayuntamientos no habían podido contratar a nadie antes”.

“Seguramente el plan no sea el mejor, pero ya estamos haciendo un trabajo que hay que sacar adelante y que respalda el 99,9% de los ayuntamientos en la provincia. No podemos decirle ahora ‘no’ a los alcaldes que lo han trabajado y tirado hacia adelante”, ha insistido.

Medina, además, ha recordado al diputado socialista que “hay que predicar y dar trigo” al destacar que el 84,81% de los contratos solicitados a través del plan de empleo autonómico han sido por parte del Partido Popular, mientras que sólo el 7,49% por el PSPV-PSOE.

El presidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus, ha salido al paso de la polémica al insistir en que “la Diputación de Valencia no tiene capacidad económica” para hacer el plan de empleo propuesto por el grupo socialista, “porque ahora la opinión pública la está considerando la salvadora de todo tipo de situaciones que no puede asumir la corporación puesto que, además, tiene un techo de gasto y un plan de estabilidad que cumplir por ley”.