El Gobierno de Gandia asegura que no dejarán en la calle a ningún vecino de Simancas


Los afectados agradecen la claridad del alcalde a la hora de explicar la situación tras contestar a sus dudas sobre el futuro de sus viviendas.




 

El Gobierno de Gandia asegura que no dejarán en la calle a ningún vecino de Simancas

El alcalde de Gandia, Arturo Torró, se reunió ayer por la tarde con los vecinos de Simancas que están realojados a la espera de que finalicen las obras de rehabilitación de sus viviendas. Torró les explicó que la actuación está en manos de la justicia, tras entrar la constructora en concurso de acreedores, y les ofreció varias soluciones que pasan por seguir percibiendo la ayuda para el alquiler de 500 euros hasta que cada vecino consuma el total de la subvención concedida. También les ofreció residir en un piso de los que posee el Ayuntamiento durante unos años, y por último la posibilidad de vender su piso al consistorio por el precio tasado cuando se inició la actuación, hasta 72.000 euros.

Desde el gobierno de Gandia indicaron que se está al corriente de pago con las ayudas. De hecho, y en contra de las acusaciones del PSOE, la empresa Iniciatives Públiques de Gandia (IPG) remitió un documento con el que se demostraba que el consistorio había girado las cuantías que se adeudaban a los vecinos.

Por último, el alcalde informó que cuando pase la Fira de Gandia volcerá a reunirse con los vecinos afectados para llegar a un acuerdo, tras haber estudiados las alternativas que se les ofrecen desde el gobierno local.

El primer edil dijo que la resolución judicial puede llegar en unos días o en unos años y que tampoco está claro que el magistrado encargue acabar la obra a la misma empresa, lo que podría alargar la paralización entre cuatro o cinco años.