El gobierno de Gandia asegura que no volverá a subir los impuestos


El Ayuntamiento de Gandia saldará en noviembre su deuda con los proveedores, y que las facturas pendientes de la empresa pública IPG para con dichos proveedores ascienden a 8,9 millones de euros.




 

El gobierno de Gandia asegura que no volverá a subir los impuestos

El gobierno municipal del PP ha desmentido las acusaciones del PSOE y ha reiterado que no volverá a subir los impuestos a los ciudadanos por lo que pueden estar tranquilos, a pesar de las mentiras del grupo municipal Socialista para desacreditar todas y cada una de las acciones del ejecutivo local, que sólo trata de poder hacer frente al pago de la deuda contraída por el anterior gobierno socialista con los proveedores del consistorio.

El Teniente de Alcalde de Economía y Hacienda de Gandia, Guillermo Barber, ha manifestado que gracias a esta medida aplicada por el PP, más de 500 empresas proveedoras de suministros y servicios del consitorio gandiense, se han podido adherir a este nuevo plan de ajuste económico del gobierno central de Rajoy.

El Ayuntamiento de Gandia se ha adherido al tercer plan de pago para pedir este montante al Ministerio de Economía y que los empresarios puedan cobrar su deuda. 350 proveedores habían presentado más de 3.000 facturas de 13,6 millones para que la Corporación zanjara sus deudas. De esta manera, si se suman las facturas de la empresa pública con las del Ayuntamiento, el resultado es de 22,5 millones de euros. Este es el montante global que percibirán directamente las empresas en el próximo mes de noviembre. La Administración Local deberá devolver esta cuantía al Estado, para lo que solicitará un crédito a diez años con dos de carencia.

Una de las condiciones que exige el ministerio para poder hacer efectivos los pagos es que el Ayuntamiento tuviese aprobado un Plan de Ajuste, programa que está vigente desde marzo de 2012.

Barber ha señalado que el gobierno va a poner en marcha dos medidas. En primer lugar, potenciar la inspección tributaria para recaudar «bien y mejor». En segundo término, reducir en cuantía contratos externos. Este asunto fue aprobado ayer en la comisión de Economía y Hacienda y, posteriormente, en la sesión plenaria. Pero ha querido lanzar un mensaje de tranquilidad a los ciudadanos, asegurando que el ejecutivo local  no volverá a subir los impuestos.
Barber, como ya hizo en el pleno de ayer, le ha insistido a la socialista que “los documentos suyos, los de los años del Crucero Borja, de las cabalgatas, de los cánones gastados, esas cifras están en poder del Gobierno y los papeles no mienten. La media de pago a proveedores de los socialistas se sitúa en los 300 días, es decir, casi un año. Y ese dato se obtiene de la cuenta general que es la que retrata la fecha en la que se abona, por muchos cuentos chinos y marketing que quiera imprimirle o contar Ana García”.

Ahora –ha continuado Barber- se acuerda Ana García y el PSOE del endeudamiento de las familias, pero no se acordaba cuando gastaba millones de euros de los gandienses en fastuosos saraos socialistas y lujosos libros de autopromoción del emperador Orengo. Cuando era concejala de Hacienda esto no el preocupaba, como tampoco pagar a las empresas, muchas de las cuales hoy están quebradas o cerradas cuando lo podía haber evitado pagando lo que debía.

Ha recordado que Ana García junto con Orengo y el PSOE, han sido los únicos responsables de haber arruinado esta ciudad, y lo demuestran los números, esos que tanto dice saber la señora García” añadiendo que “destruyeron económicamente la ciudad porque es un partido destructivo, que va a la deriva, con sus guerras internas entre los cuatro o cinco que pugnan por proclamarse líderes. Y no tardarán mucho en protagonizar la gran espantada porque no cobran del erario público sino que tiene que buscar trabajo como la mayoría de los mortales”.

Por último, Guillermo Barber ha recordado a Ana García y a Orengo que “fue el PSOE quien creó las empresas públicas como instrumento al servicio de la administración. Que ahora dicen que ya no sirven. Pero no creó una sola empresa, como IPG, sino que llegó a constituir 5 empresas donde ocultaban sus facturas y este gobierno, responsable con lo que promulga, ha reducido esas 5 empresas en una sola, y próximamente acabará disolviéndola. Por muchas mentiras que cuenten o digan los socialistas”.