Polémica por la reunión del gobierno con los vecinos de Oliva para abordar la revisión catastral


El PP de Oliva ha denunciado que no se les permitiera acudir ayer a una reunión a la que estaban convocadas las asociaciones de vecinos del municipio para abordar la revisión del catastro municipal, mientras que el gobierno municipal asegura que el PP no había sido convocado a la reunión, que estaba convocada por el gobierno y que se desarrolló con los vecinos con total normalidad




 

Polémica por la reunión del gobierno con los vecinos de Oliva para abordar la revisión catastral

La polémica sobre la revisión catastral sigue viva en Oliva después de que la portavoz popular, Chelo Escrivà haya denunciado que no se les ha permitido asistir a una reunión con los vecinos para abordar esta cuestión.

Desde el grupo popular reconocen que la reunión había sido convocada por el gobierno y se había citado a los representantes de las asociaciones de vecinos, quedando excluido de la convocatoria el PP, pero entiende la popular que al celebrarse en los salones municipales, su presencia como edil debería haberse permitido.

Desde el grupo de la oposición han criticado con dureza la actitud del gobierno municipal, en concreto de su alcalde David González, a quien acusan de oscurantismo y falta de transparencia.

Por su parte, el gobierno municipal ha negado las acusaciones de Escrivá y han asegurado que no se pretende ni esconder ni ocultar nada, sino que se pretende más bien al contrario, poner luz sobre un tema complicado, por lo que se citó a las asociaciones de vecinos, no estaba convocado el PP, al que han asegurado que tienen las instalaciones municipales a su entera disposición para realizar tantas reuniones con vecinos o colectivos como consideren oportunas, pero también consideran muy lógico que haya reuniones a las que no se permita la entrada más que a las personas convocadas.