Un juzgado obliga a cerrar el Casal de una falla de Gandia


En la tarde de ayer se procedió al cierre oficial del Casal de la Falla Sant Nicolau Mosquit de Gandia. El cierre lo decretaba el juzgado por un defecto de forma en la licencia de apertura que concedió el Ayuntamiento de Gandia en su día, hace ahora más de 6 años.
Desde la comisión, su presidenta Mariola Jorge, se ha mostrado confiada en poder solucionar esta situación lo antes posible.




 

Un juzgado obliga a cerrar el Casal de una falla de Gandia

Una nueva página se ha escrito en la historia de desencuentros de la falla del Mosquit de Gandia con la justicia y sobre todo con los problemas del ruido.

Pese a que hace ´más de seis años que no tienen problemas con los vecinos y que su actividad se desarrolla con total normalidad e integración en la barriada marítima de Gandia, la lentitud de la justicia ha hecho que en la tarde de ayer se ejecutara una orden de cierre del local por un defecto de forma en la licencia de apertura que otorgara el consistorio gandiense.

La paradoja hace que las normas bajo las que se emitió la licencia de apertura hace unos años, no son las que rigen ahora y los casales no necesitan de licencia de actividad para poder abrir si realmente se dedican en exclusiva a actividades falleras, como ocurre en este caso.

Desde la Comisión esperan poder encontrar una solución lo antes posible para poder acometer el ejercicio fallero con normalidad