La Seav comienza sus excavaciones arqueológicas en la Cova Forada de Oliva


La Sección de Estudios Arqueológicos Valencianos (SEAV) ha comenzado sus excavaciones arqueológicas en la Cova Forada de Oliva, un yacimiento de singular interés en el que se lleva trabajando desde 1975, bajo la dirección del arqueólogo Aparicio Pérez.




 

La Cova Forada es un extraordinario yacimiento arqueológico, en línea con los mejores de la Comunidad, pues abarca casi cincuenta mil años de nuestra prehistoria y que proporciona abundante material lítico y fauna.

 

Situado en las inmediaciones de las Aguas de Pego, junto al Río Bullens, la Cova Forada ha gozado siempre de una situación privilegiada por lo que no es extraño un asentamiento tan continuado. El abundante agua, buenos pastos para los animales y el clima favorable fueron los condicionantes principales.

 

El yacimiento arqueológico se ocupó por primera vez durante el Musteriense, hace unos 50.000 años y se abandonó como lugar para vivir hacia el 8.000, en pleno Neolítico.

 

Entre ambos períodos se sitúa el Paleolítico Superior, también con intensa ocupación, a través de los períodos conocidos como Gravetiense, Solutrense y Magdaleniense. En esto coincide con el Parpalló de Gandía que sólo se ocupó durante estos períodos.

 

Las excavaciones se prolongarán hasta final de mes y se espera llegar al fondo de la cavidad, con el primer nivel de ocupación.