Gandia alberga la exposición ‘Restos de Vida, Restos de Muerte’


La Sala Coll Alas inaugura la exposición itinerante del Museo de Prehistoria de la Diputación de Valencia.




 

Gandia alberga la exposición ‘Restos de Vida, Restos de Muerte’

La exposición itinerante del Museo de Prehistoria de la Diputación de Valencia “Restes de Vida, Restes de Mort” llega hoy a Gandia. La muestra se exhibirá en la Sala Coll Alas hasta el próximo 30 de noviembre.

La exposición es una propuesta cultural pionera que revisa, de manera exhaustiva ypor primera vez en la Comunitat Valenciana, y divulga la arqueología de la muerte.

“Restes de vida, restes de mort” se enmarca en el programa de exposiciones itinerantes de la Diputación de Valencia “cuyo objetivo principal es contribuir a concienciar a las diferentes poblaciones de nuestra comunidad de la necesidad de recuperar, conocer y proteger nuestro patrimonio arqueológico”, recuerda la diputada de Cultura de la Diputación de Valencia, María Jesús Puchalt.

Con esta exposición, el Museo de Prehistoria “pretende sintetizar su conocimiento sobre las sociedades prehistóricas a través de los avances en el campo de la arqueología funeraria y de la osteoarqueología, en el ámbito de nuestras tierras”, resalta la directora del Museo de Prehistoria de Valencia, Helena Bonet.

Desde una perspectiva científica, la arqueología funeraria ayuda a entender los comportamientos sociales y culturales de nuestros antepasados, a través de los diversos elementos y formas de enterramiento y de los propios restos.

Todo ello resulta un legado de información valiosísimo que permite conocer hoy no solo su muerte sino también cómo fue su vida.

Desde un punto de vista divulgativo, la muerte, como último rito de paso del ciclo vital, es un universal de la cultura que por su trascendencia, ya desde los albores de la humanidad, ha interesado e inquietado a los seres humanos.

En este sentido, la muerte y su relación con la vida es el hilo argumental de esta exposición. Restos de muerte que hablan y explican los diferentes momentos de la vida de algunas personas que la arqueología ha recuperado para el presente.