El Ayuntamiento de Gandia recibe un requerimiento judicial ante el traslado de la escultura de Miró


Arturo Torró: “Explicaremos ante el juez los motivos del Gobierno para trasladar la escultura y acataremos su decisión”
El alcalde recuerda y argumenta los motivos que han determinado la decisión del Ejecutivo, explicando que no atienden a razones ideológicas y políticas “tal y como sí hace la oposición”.




 

El Ayuntamiento de Gandia recibe un requerimiento judicial ante el traslado de la escultura de Miró

El Ayuntamiento de Gandia ha recibido un requerimiento judicial para personarse ante el juzgado el próximo 23 de octubre con el objeto de aclarar el posible cambio de ubicación de la escultura de Antoni Miró conocida como el 25 d’Abril, y que el gobierno local argumente su intención para desplazar esta obra de arte a otra zona de la ciudad.

El Alcalde de Gandia, Arturo Torró, ha recordado que la intención del gobierno municipal de Gandia es desplazar la escultura a otro lugar mejor de la ciudad con el objeto de dignificar esta obra de arte y que pueda ser apreciada por todos los ciudadanos.

Ante el requerimiento judicial frente al traslado de la escultura del 25 d’abril de Miró; el alcalde de Gandia, Arturo Torró, y el teniente de alcalde de Cultura, Vicent Gregori, han comparecido en rueda de prensa para explicar, una vez más, los motivos del Gobierno para tomar esta decisión. Unos motivos que, tal y como ha reconocido el primer edil, “están totalmente alejados de posturas ideológicas y políticas, por lo que los explicaremos ante el juez y llegado el momento acataremos su decisión”.

Así, el alcalde ha argumentado las razones que el Ejecutivo ha tenido en cuenta. En primer lugar la ubicación actual, “dado que al estar en una rotonda muy transitada no se termina de apreciar bien la escultura, ni mucho menos su significado, de hecho, puede confundirse con un amasijo de hierros o con el cuadro de la Rendición de Breda de Velázquez, por ejemplo”. De esta forma, el alcalde ha explicado que no se entiende bien el verdadero significado de la obra de Miró y ha recordado que con el traslado al actual parque del País Valencià (las Esclavas), la escultura será acompañada de una leyenda que explique “qué paso en la batalla de Almansa y qué perdimos allí los valencianos”. Además, Arturo Torró ha recordado que la escultura de Gandia no es original, ya que puede encontrarse una igual en Almansa y otra en la Universidad de Alicante.

Otra razón que argumenta el Gobierno por la que la ubicación actual no es la idónea es por su estructura y el material de la misma, ya que posee un canto afilado que podría actuar de cizalla y tener consecuencias en el caso de un accidente de tráfico.

El alcalde también ha recordado que no existe contrato alguno con el escultor, “ya que la rotonda y la escultura formaban parte de un plan de mejora que presentó la UTE que llevaba a cabo las obras de acceso a este punto de la ciudad”. Para el primer edil también es importante destacar que el escultor ha estado informado en todo momento del proceso, “es más, el concejal de Cultura y yo mismo le visitamos en su domicilio, llegamos a un acuerdo y nos dimos un plazo de dos meses para buscar una ubicación que le satisficiera. Llegado el momento no se presentó y decidió acudir a los juzgados, así que esa es la única respuesta que hemos obtenido por su parte”.

El alcalde también ha querido hacer referencia a la nueva plataforma surgida por esta polémica, “mal comienza si para justificarse utilizan la mentira”. Y es que uno de los motivos que argumenta la plataforma sería el supuesto coste, pero cabe recordar que el traslado y la nueva escultura tendrán coste cero para los ciudadanos de Gandia. De hecho, el propio alcalde demostró con la documentación pertinente que estos gastos correrán a cargo del escultor Espí, persona encargada de la nueva imagen de la rotonda. “El uso de este motivo evidencia que, con toda seguridad, la plataforma sigue argumentos políticos del Bloc y PSOE”. Es por esto que al alcalde no le sorprende que no se generaran este tipo de plataformas ante traslados llevados a cabo por gobiernos socialistas y ha recordado que “solo la reparación de la escultura del Tirant costó 80.000 euros tras años de abandono en la depuradora”.

Para finalizar, el alcalde ha recordado que “no solo se pretende dignificar la escultura de Miró, sino que también queremos devolver el nombre tradicional a la rotonda Serralta, en recuerdo al gesto de esta familia que creó en su propiedad un paso de madera en un lugar en el que había un barranco”.

De momento, el Ayuntamiento de Gandia sigue sin mover la escultura hasta que el juez determine qué es lo que se tiene que hacer con dicha escultura. Si mantenerla en su rotonda actual o desplazarla a otro lugar de la capital de la Safor.