Gandia otorga el escudo de oro de la ciudad al Padre Puig


El homenaje se celebró el pasado sábado en el Palacio Ducal. Más de 600 personas le acompañan, entre ellas el Alcalde Torró y representantes de la sociedad cultural y religiosa de la ciudad.
 
Durante la semana pasada, esta casa COPE Onda Naranja, lleva recogiendo distintos testimonios para dar a conocer la figura del sacerdote jesuita. Todos ellos han estado en la mañana de COPE con Carmen Berzosa, y han coincido en resaltar su entrega generosa a todas las personas que han necesitado su ayuda. La anécdota más curiosa  la ha marcado uno de nuestros invitados cuando nos contó que el Padre Puig sólo tenía unos pantalones, y que le compraron dos más, cuando las personas que le lavaban la ropa se preguntaron dónde estaban los nuevos pantalones, se dieron cuenta que D. José Puig los había regalado a una persona necesitada y él seguía con los pantalones viejos. "Signo de su entrega generosa al necesitado", remarcaron nuestros invitados.




 

Gandia otorga el escudo de oro de la ciudad al Padre Puig

El sábado 26 de octubre más de 600 personas llenaban la Iglesia del Palacio Ducal. A las 19h antes de la eucaristía, el Alcalde de Gandía, Arturo Torró, imponía el escudo de oro de la ciudad ducal al sacerdote jesuita. Esta imposición fue llevada a cabo por su entrega generosa a los más pobres, especialmente por el impulso con el comedor social de las Buñoleras sin fronteras.
 
A la ceremonia no faltó nadie: los jesuitas y sacerdotes cercanos a su vida se hacían también presentes, representantes del mundo de la política, de la sociedad cultural, como la Semana Santa, de la sociedad educativa, como numerosos profesores, alumnos y exalumnos del Colegio Borja Jesuitas, y como no, las Buñoleras sin fronteras, con Reme Lloret a la cabeza.
 
Concluida la Eucaristía se puso un vídeo con imágenes de su vida, y alguna anécdota. Seguidamente se dieron paso a los discursos, entre los más destacados el del homenajeado, que dio las gracias por el reconocimiento y manifestó que "moriría con las botas puestas."
 
Hoy, lunes, en la Mañana de COPE, hemos querido tener al protagonista, y nos ha manifestado su enorme alegría y agradecimiento por el homenaje que recibió el sábado. Para José Puig, más conocido en la sociedad, como el Padre Puig, este homenaje es un impulso a seguir trabajando por la ciudad, especialmente por los más necesitados. "Es un deber de la Iglesia estar con los más pobres", ha expresado durante la entrevista. También el Padre Puig, nos ha contado parte de su experiencia vivida, como el trabajo con jóvenes, el apoyo a las viudas, la dedicación al estudio, la importancia de la oración, el apoyo y acompañamiento a los desfavorecidos, y la confianza en la providencia.
 
Sin lugar a dudas, estamos delante de una gran persona, pero sobre todo de un gran sacerdote, y nosotros, COPE Onda Naranja, lo hemos podido tener y escuchar durante 25 años que estuvo celebrando la misa a través de nuestras ondas. Hombre incansable, de gran personalidad y prudencia, de profunda religiosidad, amante de la filosofía y del estudio teológico, apasionado de la lectura, y de una entrega generosa, lo convierten sin lugar a dudas, en el referente del carisma ignaciano.
 
Nosotros, aprovechamos para felicitarle y le deseamos que pueda seguir con las "botas puestas" durante muchos años, para que siga haciendo el bien a los que le rodean.