El gobierno desmiente irregularidades en la adjudicación del Colegio Internacional de Gandia


Liduvina Gil y el PSOE no formularon alegaciones durante el período de exposición pública y pretenden seguir con la táctica de difamar y ensuciar la imagen de todo lo que se hace en Gandia, ha asegurado el ejecutivo local, quien asegura que los socialistas fueron quienes aprobaron que la parcela fuera para usos educativos, pues en el CSI-COM se dan cursos de formación y en la parcela aneja el PSOE iba a ampliar el Centre de Serveis Integrals y d’Ocupació Municipal.





 

El gobierno desmiente irregularidades en la adjudicación del Colegio Internacional de Gandia

Liduvina Gil y el PSOE vuelven a mentir porque saben donde está el CSI-COM. Y saben que allí, hoy, se dan clases y cursos de formación. Saben que la parcela es de uso cultural y educativo porque así lo aprobó el PSOE. Y ahora pretenden engañar a la gente diciendo que allí no se puede construir un colegio internacional y que se tiene que modificar el Plan General. Así lo han señalado fuentes del Gobierno de Gandia recordando además que “el proceso ha contado con todos los informes necesarios, desde letrados hasta intervención pasando por la secretaría general y se ha actuado acorde con la ley para poder ofrecer el uso en concesión del suelo donde se pretende instalar el colegio internacional”.

Desde el Gobierno se espera que los socialistas no sean tan atrevidos a la hora de acusar al ejecutivo de instalar un colegio en un polígono industrial dado que se le recuerda que el CSI-COM es un centro de formación, donde actualmente se dan clases y se oferta enseñanza, como así fue construido durante la etapa socialista.

Además, la parcela a la que aluden los socialistas y que está junto al CSI ya contemplaba en legislaturas anteriores que serviría de ampliación del actual CSI-COM por lo que el Gobierno ha recordado que “continua disponiendo de la calificación urbanística de suelo dotacional público” y que durante el período de exposición pública “no se formularon alegaciones” por parte de nadie, incluido el PSOE y Liduvina Gil.

Respecto al canon, el Gobierno ha recordado que se calcula según la normativa y en el informe técnico se refleja que puede cobrarse en efectivo o en especias, y se valoró la idoneidad de que fuera en especias. Se podrá compartir o no, pero es una práctica habitual en la administración y por tanto no hay nada de trampa en la adjudicación de la parcela.

En cuanto a la oferta educativa, desde el Gobierno de Gandia se ha respondido a Liduvina Gil y al PSOE que no existe precedentes en Gandia sobre la instalación de un colegio bilingüe, como sí ocurre en otros municipios. Esta oferta atrae un modelo educativo diferente, que no lo hay en otros sitios, y si Gandia mira al turismo, necesita que los gandienses estén preparados y formados, y además ello permite ofertar la posibilidad de asentamientos de cuantos requieren o buscan esa formación para sus hijos. Por ello, no limita la educación, no es concertado, al contrario, se trata de un centro privado y ello aumenta la oferta, todo ello sin olvidar que el futuro es la educación multidisciplinar.

Por último, desde el Gobierno se ha dejado claro que la cesión del CSI-COM al colegio británico no es una adjudicación “ad hoc” sino que contó con un procedimiento de licitación pública, con libre concurrencia y publicidad donde se hubiera podido presentar cualquier colegio. Y eso lo saben el PSOE y Liduvina Gil dado que formaron parte de la mesa de contratación. Pero eso ni lo dicen ni lo cuentan.