La comisión de investigación concluye que sí hubo trato de favor del PSOE hacia UGT en la anterior legislatura


La Junta de Portavoces del gobierno de Gandia se reunió ayer por la tarde para seguir con la Comisión de Investigación que estudia el caso de las facturas presuntamente falsificadas por el anterior ejecutivo durante la pasada legislatura, y bajo el mandato del ex alcalde Socialista, José Manuel Orengo, por un supuesto trato de favor hacia el sindicato UGT, en detrimento del resto de sindicatos (CC.OO y CSIF).




 

La comisión de investigación concluye que sí hubo trato de favor del PSOE hacia UGT en la anterior legislatura

Al término de una tensa reunión en la que participaron todos los partidos políticos con representación municipal y los tres sindicatos (UGT, CC.OO y CSIF), el Alcalde de Gandia, Arturo Torró, convocó a los medios de comunicación para informarles de que el informe del  Interventor descarta que haya ilegalidad en los pagos, aunque el Ayuntamiento debería haber tramitado dichas ayudas en forma de subvención.

Ahora, tras las denuncias de los sindicatos CC.OO y CSIF, que se habían sentido discriminados por el anterior ejecutivo Socialista, que ejerció un trato de favor hacia UGT, el Alcalde Torró ha exigido a este sindicato que devuelva los 14.976 euros que recibió del Socialista Orengo durante su mandato para la celebración de comidas y diversos actos.


CC.OO y CSIF han asegurado sentirse discriminados con respecto a UGT en el reparto de ayudas, lo cual ha obligado al Alcalde Arturo Torró, a tomar la decisión de exigir a UGT que devuelva al Ayuntamiento, los casi 15.000 euros que recibió del gobierno Socialista.


El Alcalde ha finalizado asegurando que si UGT no hace caso de esta orden municipal, el Ayuntamiento le irá descontando dicho dinero de las subvenciones que recibirá en el futuro.