El Preventorio de Gandia no cierra las puertas a pesar de la marcha de las religiosas


Juan Miguel Lloret: "la Fundación va a trabajar por recoger voluntariado que ayude económicamente y socialmente al Preventorio".




 

El Preventorio de Gandia no cierra las puertas a pesar de la marcha de las religiosas

La Congregación de las Hermanitas de san José de Mongay, cuya casa general se encuentra en Lyon (Francia), decidió en su último capítulo general abandonar el Preventorio Infantil por falta de vocaciones. Esta decisión ya se tomó hace cuatro años, y fue el propio Sr. Abad D. Ángel Saneugenio el que las convenció para que continuasen dos años más. Hace dos años falleció la última monja española, actualmente en todo el mundo quedan 53 monjas, y el 75% son mayores de 75 años, todos estos datos, hacen insostenible la continuidad de las hermanas en el Preventorio. Pero a pesar de ello, el Preventorio no cierra las puertas, según ha confirmado Juan Miguel Lloret, "la Fundación va a trabajar por recoger voluntariado que ayude económicamente y socialmente al Preventorio".

También Lloret ha dejado claro que el Arzobispo de Valencia, Mons. Osoro ha tomado parte en el asunto, y en la medida de sus posibilidades, buscará una nueva congregación que ayude en las tareas que se necesitan para su debido mantenimiento. De hecho, el pasado jueves 31 de octubre visitó el Preventorio una nueva congregación. Ésta congregación con sede en Sudamérica, ha estado haciendo varias visitas a distintas casas del Estado Español, y entre ellas, se ha hecho a nuestro Preventorio. Sin embargo, a pesar de esta visita, se sigue buscando una Congregación que pudiese hacerse cargo. "Con Congregación o no, es necesario que Gandía y la comarca colaboren con el Preventorio", ha manifestado Juan Miguel Lloret.

El Preventorio Infantil nació hace 60 años, tras la intervención de los hombres de Acción Católica, con el Sr. Zacarés y Joaquín Ballester a la cabeza. Su finalidad en los inicios era atender a niñas con tuberculosis, pero ahora ayuda a familias con serios problemas económicos dotando a sus menores de una residencia y una educación durante los periodos lectivos.