El Supremo obliga a adaptar la piscina de una finca de Gandia para el uso de un discapacitado


El Tribunal Supremo ha dado la razón a una familia de Gandia, después de que la comunidad de vecinos impidiera la adaptación de la piscina comunitaria para que su hijo discapacitado pudiera utilizarla.




 

El Supremo obliga a adaptar la piscina de una finca de Gandia para el uso de un discapacitado

La comunidad de vecinos no autorizó la instalación de una silla elevadora en la piscina para que su hijo pudiera bañarse como los demás. La justicia valenciana se puso del lado de la comunidad de vecinos del edificio Athenea DEF de Gandia, pero el Tribunal Supremo obliga ahora a autorizar dicha adaptación de la piscina para el uso de las personas con discapacidad.

Los padres del joven discapacitado solicitaron la adaptación de la piscina comunitaria para que su hijo pudiera utilizarla. Incluso se ofrecieron para sufragar los costes de la obra y el mantenimiento, pero la comunidad de propietarios se negó a hacer esta reforma. Ahora el Tribunal Supremo ampara a la familia, y proclama su derecho a adaptar la piscina para que su hijo discapacitado pueda hacer uso de ella. El tribunal anula el acuerdo de la comunidad de propietarios y rechaza que la mayoría en la votación les permitiera limitar el derecho de un discapacitado a utilizar la piscina.

Los jueces del Supremo se acogen a la Constitución y la Ley de Propiedad Horizontal para obligar a la comunidad a aceptar dicha adaptación de la piscina señalando que la mayoría del acuerdo es intrascendente, y además le impone las costas del proceso a la comunidad de vecinos.