Un religioso de Gandía y un seminarista de Tavernes reciben el ministerio de Acólito y Lector de manos del Arzobispo Osoro junto con sus compañeros.


En una misa presidida por el Arzobispo en el Seminario de Moncada




 

Un religioso de Gandía y un seminarista de Tavernes reciben el ministerio de Acólito y Lector de manos del Arzobispo Osoro junto con sus compañeros.

Un total de 13 seminaristas valencianos junto a cuatro religiosos han recibido el pasado sábado, nuevos ministerios en su preparación para el sacerdocio en una eucaristía presidida por el arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro, en la iglesia del Seminario Mayor “La Inmaculada” en Moncada.

En la celebración, tras la liturgia de la Palabra, monseñor Osoro ha concedido el ministerio de lector a seis seminaristas de cuarto curso del Seminario Mayor “La Inmaculada” y a cuatro religiosos de la congregación de los Cooperadores de la Verdad, según ha informado a la emisora de radio COPE Onda Naranja el rector del Seminario Mayor, Fernando Ramón. Entre ellos se encuentra Domingo Pacheco, seminarista original de Foios, pero que actualmente ejerce la pastoral en Tavernes de la Valldigna, y Juan Carlos Picornell, religioso del instituto diocesano Cooperadores de la Verdad, original de la Parroquia san Francisco de Borja de la ciudad de Gandía.

Por otra parte, el ministerio de acólito lo han recibido siete seminaristas de quinto curso procedentes tanto del Seminario Mayor de Moncada como del Colegio Seminario de Corpus Christi de Valencia y del Colegio Seminario de la Presentación y Santo Tomás de Villanueva, ha añadido. 

El ministerio de acólito otorga a los seminaristas a partir de ahora “la misión de servir al sacerdote en las celebraciones litúrgicas, principalmente en la misa y también como ministro extraordinario para distribuir la eucaristía”, según ha explicado el rector. Por su parte, los seminaristas que han recibido el ministerio de lector “ayudarán a la comunidad cristiana a escuchar en las mejores condiciones la Palabra de Dios, y luego a acogerla en su corazón como Palabra de vida pronunciada hoy para cada uno”, ha añadido.