Polémica en Tavernes de la Valldigna por la inscripción de unos propiedades religiosas a nombre de la Iglesia Católica


La polémica saltaba a la luz a través de una nota escrita por medios de comunicación afines al actual gobierno de Tavernes. Ximo Mifsud, abogado y portavoz de la comisión de patrimonio de la Parroquia de san Pedro Apóstol, comparecía en el Espejo de COPE Onda Naranja para explicar lo sucedido.




 

Polémica en Tavernes de la Valldigna por la inscripción de unos propiedades religiosas a nombre de la Iglesia Católica

Una vez más el gobierno de Jordi Juan, actual Alcalde de Tavernes de la Valldigna por el partido Bloc-Compromís, vuelve a ser problemático, esta vez con la Iglesia Católica. Y es que según afirmó el pasado viernes en El Espejo, Ximo Mifsud, abogado y portavoz de la comisión de patrimonio de la Parroquia de san Pedro Apóstol, desde medios de comunicación afines al actual partido que ostenta la alcaldía se expedía una nota de prensa en la que se afirmaba que "la Iglesia se había puesto a su nombre el calvario y la ermita de san Llorenç". Según Mifsud, esta afirmación es "ridícula porque ¿cómo va la Iglesia a ponerse algo a su nombre que no es suyo?"

Ximo Mifsud, explicó con detalle el problema: "La Iglesia ostenta la titularidad de la ermita del calvario, en ella hay culto todos los domingos, y además ostenta la propiedad de la parte superior del calvario, porque en su día se compraron esos terrenos para construir una guardería... Cuando fuimos al registro de la propiedad para inscribir estos terrenos, nos dimos cuenta de que la parte inferior del calvario (unos 8.000 metros), estaba a nombre del Ayuntamiento, y que la Iglesia Católica tenía unos 10.000 metros. Por tanto, estamos ante unos terrenos que tienen doble propietario." 

Según pudo conocer esta casa, nada más se supo la noticia esta se filtro a la prensa, manifestando que el Ayuntamiento tomaría acciones legales. Ximo Mifsud, expresó que "esta información era cierta, pero que ahora estamos pendientes de una reunión para dialogar con el gobierno, ya que se han dado cuenta que aquí hay cosas que no están bien, y que con un diálogo se puede llegar a un acuerdo".

Por otra parte, también hubo polémica con la ermita de san Llorenç, y es que el párroco D. José Vicente Calza inscribió la ermita a nombre de la Iglesia, siguiendo el mandato del Arzobispado. Esta ermita se encontraba anteriormente por donde pasa la actual autopista, y al construirla el Ayuntamiento cedió unos terrenos en uso al culto religioso, para que se construyese una nueva. La empresa de la autopista construyó el edificio, y ha sido la Iglesia la que lo ha venido cuidando y arreglando. De hecho, según pudo conocer COPE Onda Naranja, hace tres años se robó la campana, y la Iglesia pagó una campaña nueva, este verano alguien rompió el techo, y fue la misma feligresía la que reparó el techo. Además, según afirmó Mifsud "es la Parroquia de san Pedro Apóstol la que la mantiene abierta al culto, la que repara los desperfectos, y la que la mantiene limpia."

Nosotros, seguiremos de cerca esta noticia, esperando que se encuentre una solución, y a ser posible "se pidan disculpas por los insultos que una vez más ha tenido que soportar el párroco de Tavernes de la Valldigna, por los afines al gobierno de Jordi Juan", añadió el portavoz de la comisión parroquial.