La ciudad de Gandia, se convertirá en un plató de cine a partir del próximo día 17 de octubre gracias a la superproducción “Los Borgia”. Una película que cuenta con un presupuesto de 10 millones de euros y que se rodará en ciudades como Madrid, La Rioja, Gandia y Roma, ya que los productores han manifestado su deseo de que las escenas se rueden en los mismos lugares en los que se produjeron los hechos. El director de la película, Antonio Hernández, junto con los productores Guido D’Angelis y Tedy Villalba acudieron ayer al Palau Ducal para exponer en qué consistirá este proyecto, que previsiblemente, se exhibirá en las pantallas en octubre de 2006. Entre el numeroso elenco de actores, que se acercaron a Gandia para participar de la presentación de la película, se encuentran: Paz Vega, Sergio Peris-Mencheta, Roberto Alvarez, Roberto Enríquez, María Valverde, Lluís Homar, Antonio Dechent, Antonio Valero y Miguel Angel Muñoz. Tan sólo hubieron tres ausencias en la puesta de largo de “Los Borgia”, la de Angela Molina, Fernando Guillén-Cuervo y Eusebio Poncela. Unos actores, que en dos semanas acudirán a Gandia para comenzar a rodar unas escenas en las que, según se ha anunciado, los ciudadanos de esta localidad podrán participar como extras.




 



El pasado viernes se celebró una cena homenage y despedida al que hasta hace apenas unas semanas era el Comisario de Policía Nacional de Gandia, Carlos Cantó.

Durane la cena, a la que asistieron representantes de las autoridades municipales, así como de una representación de la sociedad civil gandiense que no quisieron perderse el acontecimiento en el que se despedía a Cantó ya que ha sido trasladado a Alicante donde se hará cargo de la policía Judicial.

Aunque la estancia de Cantó en Gandia ha sido breve, ha dejado una huella importante en la sociedad por su carácter conciliador, dialogante y sobre todo por la colaboración conseguida entre los diferentes cuerpos de seguridad ubicados en la localidad y por haber conseguido rebajar de forma importante la delincuencia en la ciudad aumentando a la vez el número de efectivos policiales y su efectividad