La parroquia de Santa María de Oliva restaura con urgencia la cornisa del campanario


El pasado mes de noviembre se retiraba un árbol que había salido en la fachada del campanario de la parroquia de Santa María de Oliva. Al retirarlo salió a la luz una grieta de gran profundidad que posibilitaba el derrumbe de alguna de las cornisas. Hoy han comenzado los trabajos y se prolongarán en los próximos días.




 

La parroquia de Santa María de Oliva restaura con urgencia la cornisa del campanario

Uno de los referentes del patrimonio olivense es el campanario de la parroquia de Santa María, una torre que en su misma estructura muestra el paso de la historia a través de sus diferentes ornamentos y piedras.

El pasado mes de noviembre se retiraba un árbol de la cornisa del ala sur, y al retirarlo aparecía una grieta de gran profundidad que según informaron los técnicos a los responsables de la parroquia, ponía en peligro al vecindario, al templo y al mismo campanario. "En cualquier momento se hubiera podido producir un derrumbe, que hubiese ocasionado grandes daños", afirma uno de los responsables de la ejecución de las obras.

Hoy lunes, desde las 8 h. de la mañana han comenzado las obras, y se prolongarán en los próximos días. La reforma consiste en una limpieza de la cornisa y una unión de las grietas, lo que esta intervención evitará el peligro de derrumbe y protegerá la infraestructura de la torre campanario.

De momento, no es una restauración del campanario, es un simple arreglo. La parroquia lleva varios meses buscando la manera de sufragar la restauración del templo del Rebollet, y eso le impide poder acometer más obras o proyectos.

Para estos arreglos no se cuenta con ninguna ayuda pública, y se sufragará de los donativos de los fieles.