Emotiva despedida de las hermanitas del preventorio infantil de Real de Gandia


Un grupo de voluntarios, alguno de ellos residente permanente en el Preventorio Infantil, se harán cargo de la labor que hasta el momento hacían las Hermanitas.




 

Emotiva despedida de las hermanitas del preventorio infantil de Real de Gandia

Las Hermanitas de San José de Montgay, de Lyon, dijeron adiós a nuestra ciudad después de 60 años de permanencia ininterrumpida en el Preventorio Infantil Nuestra Señora del Amparo con una entrañable Eucaristía de Acción de Gracias que tuvo lugar el pasado 27 de diciembre de 2013.

En palabras de la Madre Carmen, el Preventorio era lo que más querían y apreciaban. La celebración transcurrió sin ningún tipo de boato ni lucimiento personal, si no de forma humilde como lo hacía San José, su protector. La Eucaristía estuvo presidida por D. Roberto Aznar que durante casi 50 años ha atendido espiritualmente a las Hermanitas y concelebrada por el Abad de Gandia D. Ángel Saneugenio, a cuyo término expresó con las más sentidas palabras su agradecimiento más sincero y total por su labor evangélica y caritativo-social a favor de Gandia y su comarca.

El Preventorio Infantil Nuestra Señora del Amparo queda ahora a cargo de la Fundación Autónoma “Nuestra Señora del Amparo” de la que el Abad de la Colegiata sólo es Presidente.

El colegio Nuestra Señora del Amparo  es público, y ha merecido estar en el tercer lugar de la comarca en centros de calidad educativa.

"Por falta de vocaciones, no ocurre lo mismo que ha ocurrido en otros colegios, aquí se sigue confiando en la Iglesia, a diferencia de lo que hicieron en su día otros centros educativos de la ciudad, ya que han dejado perder sus centros educativos en su calidad de centros cristianos", tal y como han afirmado portavoces del preventorio.