Gandia recauda 9.500 euros con sanciones por botellón y ruido


La Policía Local también ha multado a propietarios de perros peligrosos sin licencia así como por miccionar o mantener relaciones sexuales en la vía pública. En las últimas semanas se han impuesto más de medio centenar de sanciones que ascienden a 9.500 euros.




 

Gandia recauda 9.500 euros con sanciones por botellón y ruido

La aplicación de la Ordenanza de Convivencia en Gandia está dando sus frutos a tenor de las últimas denuncias cursadas y que ha permitido atender las demandas ciudadanas en materia de molestias y botellón sobre todo, así como infracciones que hasta el momento algunos ciudadanos desconocían y que dañan la imagen o causan rechazo entre la ciudadanía, entre ellas orinar en la vía pública o mantener relaciones sexuales en espacios públicos, entre otras.

En las últimas semanas se han impuesto más de medio centenar de sanciones que ascienden a 9.500 euros y ponen de manifiesto que el problema del botellón, los coches discoteca o el exceso de ruido en viviendas no solo son cuestiones del verano.

Así las cosas, las denuncias más elevadas por su cantidad, 600 euros, corresponden a cinco sanciones emitidas por la Policía Local a los propietarios de perros peligrosos por carecer de la correspondiente licencia o por llevarlo suelto. Además, otra de 600 euros ha sido impuesta a un vendedor ambulante que realizaba ventas no autorizadas dentro de Gandia.

El mayor número de sanciones se las lleva la práctica del botellón, con 16 denuncias en las últimas semanas por consumir bebidas alcohólicas en la vía pública y que suponen una multa de entre 100 y 200 euros. Tras el botellón, el siguiente problema que se ataja con la ordenanza cívica son los ruidos y las molestias en las viviendas. De hecho se han cursado 14 denuncias por causar molestias vecinales haciendo más ruido del permitido, lo que ha conllevado que la Policía Local impusiera las sanciones a razón de 100 y 200 euros cada una.

En otro apartado referente a ruido y molestias aparecen las sanciones a aquellas personas que habían convertido su vehículo en una discoteca móvil, y por ello un total de seis han sido multadas por causar molestias con la música de sus respectivos coches. Incluso se ha cursado una denuncia de 200 euros por causar molestias debido a la concentración de personas.

Ya en el apartado de menor frecuencia se encuentran las sanciones por miccionar en la vía pública, con tres personas multadas con 100 y 200 euros, y una con 200 euros por mantener relaciones sexuales en un espacio público. Igualmente, una persona ha sido multada por lanzar envases, recipientes y restos a la vía pública.

Las personas sancionadas, cuyos expedientes pueden ser consultados por los interesados en la oficina de Multas, sección Sanciones Ordenanza Convivencia Ciudadana, deben abonar la sanción mediante transferencia bancaria o, caso contrario, se procederá a cobrar en período ejecutivo una vez haya transcurrido el voluntario u no hayan satisfecho las cantidades.