Gandia aplica la ordenanza de convivencia


En las últimas semanas se han impuesto más de medio centenar de sanciones que ascienden a 9.500 euros.




 

Gandia aplica la ordenanza de convivencia

La aplicación de la Ordenanza de Convivencia en Gandia está dando sus frutos a tenor de las últimas denuncias cursadas y que ha permitido atender las demandas ciudadanas en materia de molestias y botellón sobre todo, así como infracciones que hasta el momento algunos ciudadanos desconocían y que dañan la imagen o causan rechazo entre la ciudadanía, entre ellas orinar en la vía pública o mantener relaciones sexuales en espacios públicos, entre otras.

En las últimas semanas se han impuesto más de medio centenar de sanciones que ascienden a 9.500 euros y ponen de manifiesto que el problema del botellón, los coches discoteca o el exceso de ruido en viviendas no solo son cuestiones del verano.