El PSOE de Gandia denuncia que la mala gestión del PP obliga a modificar los presupuestos del 2014


Los socialistas critican que en la modificación no se incluya el cumplimiento de la sentencia de las educadoras de las Escoletes.
El PSOE pedirá que el presupuesto se haga de nuevo y exige “un cambio de gobierno para que Guillermo Barber deje de maltratar la hacienda pública y se dedique a lo que sepa o pueda”.




 

El PSOE de Gandia denuncia que la mala gestión del PP obliga a modificar los presupuestos del 2014

El grupo municipal Socialista de Gandia ha anunciado que presentará alegaciones contra los presupuestos municipales de la ciudad para el ejercicio 2014 ya que tal y como adelantó en su día, los considera ilegales, irreales e insolidarios. Los Socialistas han denunciado la pésima gestión económica del gobierno municipal del PP, ya que aseguran que lleva gastados 4 millones de euros sólo en facturas extrapresupuestarias.

El PSOE asegura que la desastrosa gestión económica que está llevando a cabo el gobierno del PP de Gandia ha llevado a la ridícula situación que, la semana que viene, vivirá el pleno del Ayuntamiento. Y es que sólo un mes después de aprobar los presupuestos de 2014, la situación es tan insostenible que el gobierno se ve obligado a modifica las cuentas afectando a una cantidad total de más de 7 millones de euros.

Tal y como ha recordado el edil socialista de Gandia, Vicent Mascarell, los presupuestos que se aprobaron el pasado mes de diciembre “ya nacían con muchos defectos porque, como denunciamos, eran irreales y no reflejaban la situación que se vive en Gandia”. El motivo de la irrealidad, tal y como ya advirtieron los socialistas en aquel momento, era el hecho de no incluir en las cuentas los pagos de sentencias que el consistorio había perdido.

De hecho, es una de estas sentencias las que ahora obliga a modificar el presupuesto, concretamente la de Duet Sports, anterior gestora de la piscina del Grau, a quien se tienen que pagar 3,3 millones de euros. Pero las cuentas de Gandia para 2014 no se modifican sólo por este motivo, y la cifra aumenta en 3,9 millones de euros más en facturas extra presupuestarias para pagar “gastos que ya han realizado durante este mes y que no habían contemplado en el presupuesto”. Una situación que obliga al gobierno a ahorrar más de 7 millones de euros de otras partidas del presupuesto para hacer frente a estas obligaciones.

Respecto a esta lamentable situación, Mascarell ha explicado que “el presupuesto de Gandia ya no llega a ser ni papel mojado”, y ha asegurado que, llevando a cabo estas modificaciones “todavía no se cumple con todas las obligaciones pendientes”. De hecho, el socialista ha criticado que en esta variación el gobierno no contemple incluir los 800.000 euros que se necesitan para pagar otra sentencia contra el PP, la de las Escoletes, hecho que demuestra que “el PP sigue gobernando para las empresas y dejando de lado a las personas que sufren sus irresponsabilidades”.

Mascarell, quien ha asegurado que el interventor ha apoyado al 100% las a alegaciones presentadas por los socialistas, ha lamentado que “el gobierno, con su mayoría absoluta, las ha rechazado, condenando en Gandia a una situación insostenible que seguro empeorará con el tiempo”. Y de hecho, el edil socialista ya ha avanzado que el recorte en los presupuestos va a repercutir “en un empobrecimiento de Gandia y en un retraso para que la ciudad salga de la crisis, porque no se construyen unos fundamentos fuertes para volver a impulsar la economía de la ciudad”.

Así, según ha explicado Mascarell, los recortes dejan la partida prevista para las mejoras de las calles de la ciudad en una irrisoria cantidad de 500.000 euros (la partida prevista era de 2 millones). También se reduce la partida para Publicidad, pasando de 600.000 a 200.000 euros, cantidad que no cubre los acuerdos firmados con medios de comunicación, y la cantidad que se iba a destinar a la empresa pública IPG, que pasa de 1,6 millones a un millón, cantidad con la que “el PP ni si quiera paga los sueldos de los más de 50 enchufados que tienen allí”.

También se verá reducida la cantidad para la finalización de urbanizaciones pendientes, que pasa de 1,3 millones a 500.000 euros. Mascarell ha sido especialmente crítico en este punto, explicando que “Torró ha mentido a los vecinos de Marxuquera y Kentucky porque con esta cantidad no se pueden finalizar sus obras”. También podría correr peligro la finalización de los accesos del futuro Hospital porque la cantidad económica “es ridícula e insuficiente para pagar las obras”.