Una mujer de Gandia está desaparecida desde hace 3 meses y su familia pide ayuda ciudadana


La familia de una gandiense de 33 años pide ayuda para localizarla después de 3 meses sin rastro de ella, habiendo dejado a dos hijas pequeñas.

Cristina García Fernández no fue a recoger a sus hijas el 4 de noviembre del 2013 y desde esa fecha nadie sabe nada de ella ni ha podido ser localizada. La Policía ha seguido el rastro de la única cuenta bancaria que posee y no ha registrado movimientos en todo este tiempo.




 

Una mujer de Gandia está desaparecida desde hace 3 meses y su familia pide ayuda ciudadana

La familia y el Ayuntamiento de Gandia ha pedido la colaboración ciudadana para localizar a una mujer que desapareció de su domicilio hace justamente hoy tres meses. Se trata de Cristina García Fernández, de 33 años de edad, la pista de la cual se perdió aquel mediodía del 4 de noviembre del 2013 por los alrededores de Beniopa. Sus dos hijas, de 7 y de 10 años de edad, se quedaron esperándola a la puerta del colegio. Cristina nunca llegó a por ellas.

La mujer trabajaba en una conocida empresa  de Gandia y llevaba una semana de baja, posiblemente a consecuencia de la ansiedad que sufría por dos golpes fuertes en su vida: la defunción de su padre y la separación de su marido.

Esta mujer  gandiense vivía en duras penas en una calle cercana al distrito de Beniopa, domicilio que actualmente carece de luz y agua al no haberse abonado las facturas. Lo que más ha llamado la atención a los investigadores es la ausencia de movimientos bancarios en la cuenta de ahorros que Cristina disponía en Bankia. Un dato que podría haber sido crucial para saber el lugar donde pudiera haberse realizado alguna extracción, investigarlo y seguir la pista, pero después de estos tres meses nada se ha sabido de la titular de la cuenta.

Su hermana presentó denuncia en la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Gandia el pasado mes de noviembre, cuando los avisaron que Cristina no había ido a por sus hijas y después de pasar varios días sin saber nada de ella se dirigieron a la Policía.