La policía de Gandia sigue tapiando viviendas ocupadas ilegalmente


La Policía tabica 4 viviendas de Corea que habían sido ocupadas ilegalmente
Los vecinos detectan que viviendas que habían sido tabicadas con anterioridad habían vuelto a ser ocupadas tras romper los tabiques.
Los ciudadanos han sido claves para denunciar las molestias, suciedad y escándalo que provocan estas ocupaciones donde residen sin luz ni agua.




 

La policía de Gandia sigue tapiando viviendas ocupadas ilegalmente

Los agentes de Policía Local de Gandia han procedido al tabicado de 4 viviendas en el distrito de Corea que habían sido ocupadas ilegalmente, algunas de ellas de nuevo, tras las denuncias vecinales. La Policía ha desalojado a los ocupantes y ha procedido a tabicar la vivienda.

La teniente alcalde de Corea, Luisa Laporta, ha acudido a presenciar la actuación que ha llevado a cabo la Policía Local de Gandia tras las denuncias de vecinos de este distrito respecto a la ocupación ilegal de cuatro viviendas. Se da la circunstancia que algunas de ellas ya habían sido tabicadas con anterioridad y que los ocupantes ilegales han vuelto a ser reincidentes en sus actuaciones.

Luisa Laporta ha confirmado que se trata de cuatro actuaciones en cuatro viviendas donde la Policía ha desalojado a los ocupantes y, con el preceptivo mandamiento judicial, ha procedido a tabicar la vivienda. En el caso de las reincidencias, se ha procedido a la detención de varias personas y se han puesto a disposición judicial. Además, la Policía Local se ha incautado de un perro de raza peligrosa que carecía de documentación así como sus propietarios del permiso correspondiente.

La teniente alcalde de Corea, Luisa Laporta, ha señalado que se seguirá este tipo de actuaciones “ya que la buena convivencia de los vecinos es una de nuestras prioridades. Gracias a la colaboración de los vecinos de Corea y la actuación de la Policía Local, se pueden encontrar y focalizar este tipo de ocupaciones ilegales donde, por una parte causan las lógicas molestias a los vecinos y por otra, la vivienda se convierte en un foco de suciedad, insalubre y peligroso, dado que al carecer de suministro eléctrico y agua corriente, en ocasiones almacenan en esas viviendas desde comida en mal estado hasta basura pasando por realizar las necesidades fisiológicas en cuartos y habitaciones, lo que genera un foco de infección y molestias al vecindario”.

Laporta ha destacado que desde la Junta de Distrito y desde el propio Gobierno de Gandia se seguirá actuando en este tipo de situaciones para mejorar la convivencia y la calidad de lis vecinos de esta zona de Gandia.