La policía de Gandia detiene a una carterista que robaba en la calle Mayor


Las cámaras de seguridad del comercio captaron en diversas ocasiones a la detenida robando al descuido carteras a las clientas.




 

La policía de Gandia detiene a una carterista que robaba en la calle Mayor

Una joven de 23 años que llevaba tiempo realizando hurtos al descuido y llevándose las carteras de numerosas clientas que acudían a una tienda de la calle Major de Gandia ha sido detenida por la Policía Local tras ser descubierta por los propietarios del comercio. Los hechos ocurrieron sobre las siete de la tarde del martes cuando la encargada del comercio solicitó la presencia policial dado que, en el interior de la tienda, habían detectado a una mujer joven a la que ya habían visto en otras ocasiones, y se dedicaba al hurto al descuido en la modalidad de carterista. La propietaria del local afirmaba la acusación con contundencia e indicó a los agentes que a la mujer en cuestión la habían visualizado en diversas ocasiones en las grabaciones de las cámaras de seguridad en plena actuación.

Los agentes de la Policía Local, tras comprobar los registros que habían captado las cámaras de seguridad y cerciorarse que era la misma persona, le requirieron a la mujer la documentación y ésta la entregó. La sorpresa saltó cuando los policías le preguntaron por el domicilio actual y la joven explicó que residía en la calle Alzira. Los policías le indicaron que les acompañara a su casa para verificar que la dirección que aportaba era la correcta y que realmente residía en esa calle de la ciudad de Gandia. La chica se negó rotundamente a acompañar a los agentes por lo que se pidió refuerzos a otra patrulla para que se acercara a comprobar la veracidad de lo que la joven señalaba.

Así las cosas, la sorpresa saltó también cuando otros agentes acudieron al domicilio de la calle Alzira donde la detenida dijo residir y, tras hablar con las vecinas del edificio, éstas manifestaron que la vivienda lleva vacía unos tres años y que lo último que recuerdan es que hace varios años había un hombre que “residía alquilado y que se dedicaba a empadronar”.

Ante los hechos descubiertos y dado que la mujer no tenía domicilio conocido fue trasladada a la Comisaría para comprobar que realmente era quien decía ser así como ver su situación y el lugar donde reside. Tras las oportunas gestiones se logró comprobar la identidad de la carterista que coincidía con la que ofreció en un principio. No obstante, a pesar de haber sido identificada a través de las grabaciones donde aparece sustrayendo carteras al descuido, la joven no tiene domicilio conocido.

Tras aportar las grabaciones de la tienda donde aparece la detenida ésta pasó a disposición judicial, haciéndose cargo de las diligencias el Grupo Primero de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Comisaría de Gandia.