El diputado de Medio Ambiente Salvador Enguix estudia las soluciones a la depuradora de Almiserà


El diputado provincial de Medio Ambiente impulsa el análisis del estado actual de la instalación y anuncia un diagnóstico para solventar el problema que también afecta a Llocnou de Sant Jeroni.
 El alcalde José Juan Mascarell califica de positiva la iniciativa de la Diputación.




 

El diputado de Medio Ambiente Salvador Enguix estudia las soluciones a la depuradora de Almiserà

El diputado de Medio Ambiente, Salvador Enguix, junto con el jefe del departamento, Emilio Sanchs, han visitado la depuradora de Almiserà con el objetivo de analizar la situación actual de la planta, que presenta una serie de vertidos tanto de nitrógeno, como de fósforos que no se eliminan y que, en el momento en el que se vierten al río, la Confederación Hidrográfica del Júcar lo penaliza con un canon 10 veces superior al permitido.

Además de la urgente necesidad de cambiar los cilindros por biodiscos de nueva generación, se trata de una depuradora muy antigua donde la última actuación se llevó a cabo hace 30 años.

El problema es que sólo con la implantación de los biodiscos para tratar aguas residuales, el coste asciende a 350.000 euros, por lo que la situación ideal sería disponer de una parcela contigua de 1.600 metros cuadrados donde realizar las obras de ampliación de la depuradora.

No obstante, en palabras del alcalde de Almiserà, José Juan Mascarell, el encuentro con el diputado provincial ha sido “muy fructífero”, ya que se trata de un proyecto que, desde la alcaldía, se llevaba buscando desde hacía dos años.

En este sentido, los técnicos de EGEVASA van a realizar un anteproyecto para escoger la solución más económica y más apropiada para el problema que concierne a las localidades de Almiserà y Llocnou de Sant Jeroni, basado en la confección de una memoria de presupuestos totales que se calcula que estará disponible en torno a un mes y medio.