Compromís per Gandia habla de presuntas irregularidades en los comedores de las guarderías


El Grup Municipal de Compromís en el Ayuntamiento de Gandia ha mostrado su preocupación después de unas denuncias sobre presuntas irregularidades en el nuevo servicio que presta el comedor de las escuelas infantiles municipales, desde el pasado mes de noviembre.




 

Compromís per Gandia habla de presuntas irregularidades en los comedores de las guarderías

Según denuncian algunas trabajadoras, la nueva contrata elabora la comida en la guardería de Les Foies, del Grau, desde donde se reparte en fiambreras de plástico y en coches particulares al resto de centros infantiles. Para los nacionalistas, de ser cierto, se trataría de una grave ilegalidad, pues no se contaría con los permisos sanitarios oportunos y se incumpliría la normativa básica de seguridad. 

Por otro lado, tres antiguas trabajadoras de la empresa de catering han revelado que las han despedido después de denunciar que no has estado subrogadas por la nueva concesionaria del servicio, sino por una empresa de trabajo temporal, perdiendo así su antigüedad, atentando así contra los derechos de las trabajadoras, según Compromís.
 
Marta Cháfer, por su parte, asegura que cada escoleta realiza su menú en su propio centro, excepto la del Grau porque en estos momentos se está acondicionando. La edil destaca que Facund Puig hable de presuntas irregularidades porque considera que eso demuestra que no tiene pruebas para demostrar lo que denuncia.

La concejal de Educació recuerda que la empresa que elabora los menús en les escoletes sigue siendo la misma desde que se realizó la nueva contrata, la empresa GEIM, Gestión de Escuelas Infantiles Municipales, que tienen contratada a una empresa de Seguridad Alimentaria, Consedal, que es la que crea los menús junto a un nutricionista infantil, la que supervisa las cocinas, y está en relación con Sanidad Pública Gandia para cumplir las normas sanitarias. 

Cháfer pide a los ediles de Compromís que no hagan alarma social y que dejen de mentir, más aún cuando se habla de alimentación en pequeños de 0 a 3 años.