Consejos sobre los coleccionables por entregas


Con la llegada de septiembre, vuelven a aparecer los anuncios publicitarios que animan a los consumidores a hacerse con colecciones de lo más variado. Libros de diversos autores, películas de un mismo género, cursos de idiomas, muñecas, reproducciones de coches, motos, aviones... son sólo algunos ejemplos de todo lo que podemos empezar a encontrar desde ahora en nuestro kiosco.




 

Consejos sobre los coleccionables por entregas

Desde aquí queremos recomendar a todas aquellas personas interesadas en realizar alguna de estas colecciones por entregas o fascículos que antes de adquirir el producto se informen del precio, número de entregas y tiempo que llevará completar la colección entera.

 

Hay que tener en cuenta que, normalmente, el precio del primer fascículo suele ser más bajo para atraer al consumidor, con lo cual este puede pensar que el coste de la colección es menor, aunque posteriormente se eleva significativamente, incluso con añadidos a la colección en algunos casos (como estuches o expositores).

 

Se aconseja a los consumidores que no comiencen una colección por entregas sin calcular exactamente su coste total y el tiempo que llevará terminarla. También recomienda tener cuidado con las ofertas de lanzamiento y estudiar si el contenido completo de la colección merece la pena.

 

Asimismo, se debe tener contar con la garantía de que la editorial completará la colección. En caso de que deje de ofrecer el producto y se haya hecho una suscripción, se recomienda reclamar a la editorial, indicando que se ha incumplido el contrato y reclamando que cumplan o devuelvan el importe íntegro.