Gandia prepara un dispositivo especial de seguridad para fallas


Habrá dispositivos especiales contra carteristas, robos de vehículos, y una especial atención a la venta de drogas.




 

Gandia prepara un dispositivo especial de seguridad para fallas

En la Junta Local de Seguridad celebrada ayer se concretó el dispositivo especial de Fallas, para el que se contará con 130 agentes nacionales, 220 policías locales, 98 efectivos de Protección Civil, además de bomberos y Guardia Civil.

La Comisaría de la Policía Nacional sacará diariamente a la calle cinco dotaciones uniformadas, en patrulla preventiva, que atenderán a las llamadas de urgencia y reforzarán con patrullas peatonales las zonas comerciales y de ocio de la ciudad. Además, un Grupo Operativo de Respuesta patrullará en equipo de 7 policías especialmente entrenados para situaciones de riesgo prestando servicio durante las tardes y noches en aquellas actividades en las que se congreguen masas. Esta Unidad actuará las noches de las verbenas con dos equipos de 6 agentes (13 si actúan en grupo) y se coordinará con los efectivos de Policía Local en actos concretos. La Unidad de Motos patrullará por la zona centro y grandes superfícies comerciales; y la Brigada de Seguridad Ciudadana aportará el trabajo de unos 90 agentes. Se habilitará un dispositivo contra hurtos en vehículos, habrá agentes camuflados contra los carteristas y habrá control de la venta y consumo de drogas que será más exhaustivo en los dos mayores puntos de venta como son los barrios de Santa Ana y Beniopa.

Por su parte, la Policía Local contarà con 55 efectivos por día, sin contar con la noche de la cremà cuando se dispondrá de un dispositivo diferente. Y 98 efectivos de Protección Civil trabajarán también durante las Fallas, así como los bomberos (a la espera de saber qué fallas presentan mayor riesgo) y la Guardia Civil que controlará el uso y almacenamiento de material pirotécnico.

Los objetivos de este dispositivo de fallas es que la fiesta transcurra sin incidentes; controlar la pirotecnia, especialmente en horario prohibido desde las 24 a las 8 horas y en lugares prohibidos; y proteger el mobiliario urbano. En definitiva, aumentar las incautaciones o reducir las molestias vecinales.