Fomento descarta la variante comarcal de Oliva y desviará el tráfico pesado por la autopista


La prolongación de la A-38 queda descartada por falta de dinero.




 

Fomento descarta la variante comarcal de Oliva y desviará el tráfico pesado por la autopista

El secretario de Infraestructuras del Ministerio de Fomento, Manuel Miño, aseguró ayer al alcalde de Oliva, Salvador Fuster, y a todos los portavoces políticos de este municipio, que la construcción de la variante comarcal es inviable.

El primer edil socialista, que ya temía la mala nueva de Fomento, señaló que para el representante ministerial, "no tiene sentido invertir 153 millones de euros, que es el valor del proyecto, para la construcción de 12,3 kilómetros de autovía".

Los vecinos llevan décadas exigiendo una solución para descongestionar el tráfico en la carretera N-332 a su paso por Oliva, Palmera, L'Alqueria de la Comtessa y Bellreguard. Miles de vehículos discurren a diario por los cascos urbanos de las localidades del sur de la comarca de la Safor y las colas que se forman, sobre todo en los meses de verano, son kilométricas. Los representantes de las diferentes formaciones políticas de Oliva viajaron ayer hasta Madrid para reunirse con Miño y con el director de Carreteras, Jorge Urrecho. El motivo del encuentro fue solicitar información acerca de lo que se pretendía realizar o lo que se había hecho en materia de infraestructuras viarias.

El secretario de Infraestructuras manifestó que se está realizando un estudio informativo de 200.000 euros que podría salir a información pública este verano y que desembocará en un proyecto para la construcción del enlace sur. Miño ha emplazado a los políticos y los técnicos de la Safor a una reunión que se celebrará en mayo para arrojar más luz al respecto.

Pese a que se ha desechado la prolongación de la A-38, los representantes ministeriales indicaron que se está avanzando en la creación de una salida en el acceso sur a la autopista. Este enlace permitirá la entrada a los polígonos industriales y a las urbanizaciones de la playa. En la actualidad son muchos los camiones y vehículos especiales los que atraviesan el casco urbano de Oliva.