El PP denuncia nuevas negligencias y descoordinaciones en el gobierno municipal


La abstención del grupo municipal popular en el pleno celebrado el pasado lunes en la modificación del crédito extraordinario de 128.000 euros de ampliación de las obras del Pabellón Raval-Benipeixcar ha sido explicada por el concejal Javier Soldevila. Según el regidor, se trata de denunciar la descoordinación en el gobierno municipal que ha costado más de 21 millones de las antiguas pesetas a la ciudadanía. Los populares no han votado en contra para que no se tenga que pagar intereses




 

El PP denuncia nuevas negligencias y descoordinaciones en el gobierno municipal

"Lo que empieza mal, acaba siempre peor", así ha explicado Javier Soldevila la situación que se ha vivido en el consistorio con respecto a las obras de ampliación del pabellón Raval Benipeixcar. Obras que cuando se adjudicaron, el departamento de urbanismo no cumplió la legalidad y no revisó el planeamiento de la zona, lo que supuso una modificación en el proyecto que ha costado 128.000 euros que se podrían haber evitado si las cosas se hubieran hecho bien.

Además, según pudieron constatar en la última comisión de urbanismo, pese a que hace meses que se han inaugurado las obras, aún no se han entregado por parte de la empresa adjudicataria y por tanto no se ha recepcionado por el gobierno municipal, una situación irregular que el PP ha querido dejar constancia, aunque no ha querido impedir la liquidación de las obras para no tener que pagar intereses.

Ante esta situación, Soldevila asegura que la novedad es que hasta la fecha había denunciado descoordinación entre departamentos, pero ahora la siutación se agrava al producirse descoordinación en un mismo departamento, el de urbanismo. Por ello, van a pedir que se abra una investigación para aclarar la situación actual y para depurar responsabilidades.