El Ayuntamiento de Gandia firma con la Diputación de Valencia y 186 ayuntamientos más, los convenios para mantener los Servicios Sociales


El presidente Rus destaca la voluntad de la Diputación de asegurar las prestaciones de las necesidades primordiales de las personas ante todo.  La Diputación ha destinado 3.741.938 euros a este programa que revertirá en 505.000 ciudadanos de la provincia.




 

El Ayuntamiento de Gandia firma con la Diputación de Valencia y 186 ayuntamientos más, los convenios para mantener los Servicios Sociales

El MuVIM ha acogido el acto de firma de los convenios entre la Diputación y 187 ayuntamientos de la provincia para el mantenimiento de los Servicios Sociales Generales.

La Diputación ha destinado 3.741.938 euros a este programa que beneficiará a 505.000 ciudadanos de la provincia que recibirán las prestaciones de sus ayuntamientos a través de los servicios sociales del propio consistorio, de la agrupación a la que pertenezca su municipio, o de la mancomunidad en la que esté asociado.

El presidente Rus preside el acto en el que ha rubricado 84 convenios con las numerosas agrupaciones, mancomunidades y ayuntamientos. Rus ha manifestado que “desde la Diputación dijimos que no se tenían que preocupar los alcaldes porque de una forma o de otra íbamos a mantener las subvenciones para servicios sociales. La mejor manera de hacerlo ha sido a través de los convenios y lo más importante es que vais a tener el dinero enseguida para que vaya a donde tiene que ir, a atender a la gente que lo necesita”.

La diputada de Bienestar Social, Amparo Mora, ha dado la bienvenida a los alcaldes y secretarios de las entidades locales, que llenan el salón de actos, diciendo que “la Diputación ha canalizado las ayudas en servicios sociales a los ayuntamientos desde 1983, para tener un análisis real de las necesidades de cada municipio y aplicar las medidas oportunas que garanticen los derechos sociales de sus ciudadanos”.

Desde el Área de Bienestar Social, la diputada Mora explica que se ha tramitado la documentación con la mayor agilidad posible para convocar a los alcaldes y que puedan disponer de la transferencia del importe del convenio lo antes posible. “Los servicios sociales tienen identificadas las necesidades de la población que asisten y es necesario hacer frente a estas situaciones para ayudar a las personas más desfavorecidas  y hacer frente al peligro de la exclusión social por el motivo que sea”, asevera Amparo Mora.

El importe destinado a estos programas se destinan a las prestaciones económicas de emergencia social que atiendan las necesidades básicas y urgentes para superar situaciones temporales de precariedad (gastos de vivienda habitual, alimentación o desarrollo personal de tercera edad); servicio de información y asesoramiento sobre los derechos y recursos sociales existentes para la atención de las necesidades de la población; servicio de ayuda a domicilio a personas y familias con dificultades para la realización de las actividades de la vida cotidiana; ayudas a los clubes de convivencia de tercera edad para la realización de actividades; al pago de los salarios y seguridad social de los profesionales del equipo municipal de Servicios Sociales Generales; el mantenimiento de los centros sociales; ayudas para potenciar la participación social, el asociacionismo y el voluntariado; y prevención e intervención social a través de proyectos que faciliten la promoción de las personas y colectivos más desfavorecidos.