Un misionero valenciano concluye después de 30 años la primera traducción de La Biblia y El Misal a la lengua tribal de Zimbabwe


El misionero valenciano Alexandre Alapont, destinado en Zimbabwe desde 1956, ha concluido después de 28 años de trabajo, la primera traducción que se realiza de la Biblia y el Misal Romano a la lengua ‘nambya’, utilizada por la tribu del mismo nombre de Zimbabwe, a la que pertenecen más de cien mil personas.




 

Un misionero valenciano concluye después de 30 años la primera traducción de La Biblia y El Misal a la lengua tribal de Zimbabwe

Alapont, natural de L'Alcúdia y de 74 años de edad, permanece en Zimbabwe desde 1956 y hace 30 años inició la traducción de la Biblia al ‘nambya’, que concluyó el pasado invierno. Simultáneamente, durante los últimos cuatro años ha traducido el Misal a la misma lengua ‘nambya’, que es la lengua propia de la tribu zimbabwesa del mismo nombre formada por cien mil personas, el veinte por ciento de ellas católicas.

 

El misionero ha señalado que “seguramente el Misal es el libro más hermoso de todos los impresos en los cien años de historia moderna de Zimbabwe, teniendo en cuenta el escaso desarrollo de su cultura escrita”.

 

#foto2izq# El Misal tiene las rúbricas en rojo, grabados interiores, “tapas fuertes y el mismo formato grande de los misales de altar de las principales lenguas del mundo”.

 

 

 

 

 

Alapont ha dedicado la obra a los feligreses valencianos, al arzobispo monseñor Agustín García-Gasco y a la Fundación Ad Gentes del Arzobispado de Valencia, que ha financiado la edición de quinientas copias del Misal.

 

En la traducción de las Sagradas Escrituras, el misionero valenciano ha utilizado un total de siete biblias en cinco idiomas distintos “para poder buscar los matices lingüísticos necesarios y los términos más apropiados". Asimismo, la traducción de la Biblia “ha supuesto la creación de neologismos y de una poesía 'nambya”, que llega a gran belleza en el libro bíblico de los Salmos. Alapont tiene previsto editar en los próximos meses 5.000 ejemplares de la Biblia.

 

#foto3der# El sacerdote ha traducido también al ‘nambya’ el Leccionario Dominical, el Catecismo, el Ritual de los Sacramentos, oraciones y cánticos religiosos, así como constituciones de diferentes organizaciones católicas de la zona y ha editado estampas en la misma lengua.

 

El Leccionario Dominical traducido por el misionero ha vendido “tres mil ejemplares, ya que los cristianos lo necesitan para leerlo en las eucaristías del domingo”, mientras que el Catecismo en lengua ‘nambya’ lleva ya cinco ediciones.

 

El sacerdote valenciano ha editado, igualmente, un libro con oraciones y cantos, ya que “al cristiano en África le atrae mucho la música en las celebraciones”.

 

Entre sus próximos proyectos figura la realización de un libro de fábulas e historias tribales “para que pueda ser leído en las escuelas”.

 

#foto4izq# Por otra parte, Alexandre Alapont ha impulsado también la construcción en la última década de doce capillas en la selva de Hwange, al noroeste de Zimbabwe, donde desarrolla su labor misionera con los nativos de la tribu ‘nambya’.

 

 

 

Todas las capillas han sido levantadas “gracias a las aportaciones económicas de feligreses y párrocos de diferentes poblaciones de la diócesis de Valencia", según el propio misionero, que ha dedicado dos de las capillas a San Vicente Ferrer, patrón de la Comunidad Valenciana.

 

Las capillas, construidas en piedra natural, bloques de cemento y con paja o uralita en las techumbres, se reparten por la selva en zonas “donde no había ni iglesias ni cristianos hasta hace unos pocos años".

Cada una de las edificaciones ocupa una superficie de 40 metros cuadrados y ha tenido un presupuesto de 12.000 euros.