La Audiencia de Valencia confirma la legalidad del traslado de la escultura de Miró en Gandia


La Magistrada argumenta que el Ayuntamiento de Gandia ha iniciado lo que podría calificarse como un debate político de cara al posible traslado de la escultura, debate no exento de polémica, pero que no por ello queda enmarcado dentro del ámbito penal.




 

La Audiencia de Valencia confirma la legalidad del traslado de la escultura de Miró en Gandia

La Sección Quinta de la Audiencia Provincial de Valencia le ha dado la razón a Arturo Torró y a Vicent Gregori al dictar un auto judicial donde desestima el recurso que por la vía penal interpuso el autor de la escultura del 25 d’Abril, Antoni Miró, donde les acusaba de varios delitos, entre ellos contra el patrimonio artístico y de prevaricación.


La Audiencia de Valencia se dirige al autor de la escultura recordándole que se está presuponiendo que con el traslado de la escultura se causarían daños en la misma y esto es algo que no se puede adelantar.


Desestiman también el delito de prevaricación del que acusaba a Torró y Gregori dado que el tribunal valenciano le recuerda al escultor que para que exista tal prevaricación debe haber una resolución administrativa. Es más, añade la sala que el Tribunal Supremo excluye los actos políticos como el que ha denunciado el escultor.


La Magistrada argumenta que el Ayuntamiento de Gandia ha iniciado lo que podría calificarse como un debate político de cara al posible traslado de la escultura, debate no exento de polémica, pero que no por ello queda enmarcado dentro del ámbito penal.


Por último, la Audiencia recuerda al escultor y a su abogado que el juzgado de Gandia ya resolvió y decretó el sobreseimiento libre de la causa por lo que tampoco considera que se haya vulnerado el derecho a la tutela judicial efectiva a la que aludía Antoni Miró.


La Sala ha acordado desestimar el recurso de apelación interpuesto por Antoni Miró y confirmar en todos sus extremos la resolución del archivo de la causa y declarar de oficio las costas.